viernes 22  de  septiembre 2023
MEDIO AMBIENTE

'Plantar' rocas para descarbonizar: así beneficia al planeta

Este tipo de intervención climática se llama meteorización mejorada de rocas, y secuestra de forma natural el dióxido de carbono en los minerales carbonatados

MADRID— Los agricultores de todo el mundo pueden ayudar al planeta a alcanzar un objetivo clave de descarbonización al mezclar rocas volcánicas trituradas en sus campos.

Un nuevo estudio también destaca los trópicos húmedos y cálidos como los lugares más prometedores para esta estrategia de intervención climática.

La investigación, publicada en Earth's Future, proporciona una de las primeras estimaciones globales de la posible extracción de dióxido de carbono de la aplicación de basalto en los campos agrícolas de todo el mundo.

Este tipo de intervención climática se denomina meteorización mejorada de rocas. Aprovecha el proceso de meteorización, que secuestra de forma natural el dióxido de carbono en los minerales carbonatados. La idea es simple: acelerar la meteorización de una manera que también beneficie a las personas. Cuando se utiliza en paralelo con la reducción de emisiones, puede ayudar a frenar el ritmo del cambio climático.

Y puede ser una apuesta más segura que otros enfoques de reducción de carbono, según los autores del estudio. "La erosión mejorada de las rocas plantea menos riesgos en comparación con otras intervenciones climáticas", dijo en un comunicado S. Hun Baek, científico climático de la Universidad de Yale que dirigió el estudio. "También brinda algunos beneficios clave, como rejuvenecer los suelos agotados y contrarrestar la acidificación de los océanos, que pueden hacerlo más deseable socialmente".

El nuevo estudio explora el potencial de aplicar basalto triturado, una roca de rápido desgaste que se forma a medida que la lava se enfría, en campos agrícolas de todo el mundo y destaca qué regiones pueden descomponer las rocas de manera más eficiente.

"Hay un tremendo potencial aquí", dijo Noah Planavsky, geoquímico de la Universidad de Yale y coautor del estudio. "Aunque todavía tenemos cosas que aprender desde una perspectiva de ciencia básica, hay una promesa y debemos centrarnos en lo que podemos hacer desde las perspectivas de mercado y finanzas".

Un estudio anterior usó un método separado para calcular la eliminación de dióxido de carbono para estimar la reducción de carbono para el año 2050, pero los investigadores querían mirar más allá de las fronteras de los países y más hacia el futuro.

Los investigadores utilizaron un nuevo modelo biogeoquímico para simular cómo la aplicación de basalto triturado en las tierras de cultivo del mundo atraería dióxido de carbono, para probar la sensibilidad de la meteorización mejorada de las rocas al clima y para identificar las áreas donde el método podría ser más efectivo.

El nuevo modelo simuló una meteorización de rocas mejorada en 1.000 sitios agrícolas en todo el mundo bajo dos escenarios de emisiones de 2006 a 2080. Descubrieron que en el período de estudio de 75 años, esos sitios agrícolas consumirían 64 gigatoneladas de dióxido de carbono. Extrapolando eso a todos los campos agrícolas, que representan la aplicación potencial total de esta estrategia en el mundo, se podrían secuestrar hasta 217 gigatoneladas de carbono en ese período de tiempo.

"El último informe del IPCC dijo que necesitamos eliminar de 100 a 1000 gigatoneladas de carbono para el año 2100, además de reducir drásticamente las emisiones para evitar que la temperatura global aumente más de un grado y medio Celsius", dijo Baek. "Ampliando las tierras de cultivo globales, las estimaciones de la eliminación de carbono que encontramos son aproximadamente comparables con el extremo inferior de ese rango necesario para tener una oportunidad de luchar para alcanzar esos objetivos climáticos".

Debido a que la meteorización progresa más rápidamente en ambientes cálidos y húmedos, la meteorización mejorada de las rocas funcionaría más rápidamente en las regiones tropicales que en las latitudes más altas, destaca el estudio. Los agricultores y las empresas que buscan invertir en soluciones de extracción de carbono toman decisiones rentables y eficientes en carbono al enfocarse en la aplicación de basalto en campos tropicales.

El modelo reveló otro resultado prometedor: la meteorización de rocas mejorada funciona igual de bien, si no un poco mejor, en temperaturas más cálidas. Algunos otros enfoques de extracción de carbono, como los que dependen del almacenamiento de carbono orgánico en el suelo, se vuelven menos efectivos con el calentamiento continuo.

"La meteorización mejorada de las rocas es sorprendentemente resistente al cambio climático", dijo Baek. "Nuestros resultados muestran que es relativamente insensible al cambio climático y funciona casi igual en escenarios de calentamiento global moderado y severo. Esto nos da confianza en su potencial como estrategia a largo plazo".

Los agricultores ya aplican millones de toneladas de piedra caliza (una roca de carbonato de calcio que puede ser una fuente o un sumidero de carbono) en sus campos para suministrar nutrientes y controlar la acidez del suelo, por lo que cambiar gradualmente el tipo de roca podría significar una transición suave para implementar una mejor erosión de las rocas a escala, dijo Planavsky.

La meteorización mejorada de rocas se ha aplicado a pequeña escala en granjas de todo el mundo. El próximo paso es trabajar hacia una "implementación realista", dijo Planavsky.

FUENTE: EUROPA PRESS

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar