El vino acompaña a la humanidad desde hace más de 6.000 años. Pero no fue hasta la Edad de Bronce, 3.000 años antes de Cristo, cuando se produjo en las fértiles tierras de Sumeria, en la antigua Mesopotamia, el nacimiento y expansión de su verdadera actividad industrial.

Embed

En Egipto el vino se convirtió en un símbolo de estatus social. Incluso, entre los objetos que acompañaban a los faraones en las Pirámides en su viaje a la vida eterna los arqueólogos, no sin asombro, han encontrado grandes ánforas de vino.

Es justo decir que cada botella de vino encierra un trozo de esa cultura desarrollada en Sumeria, transferida a Europa Occidental a través de sus rutas comerciales, venerada en Grecia desde los 700 a.C, donde se reverenciaba a Dioniso, el célebre dios del vino, representado con una copa en su mano, y llevada a su máxima expresión en la Roma de los Césares.

Luis Montoto, fundador de Wine 41, lo sabe. En su concepto de negocio pondera la cultura del vino como valor añadido a la oferta de su bien seleccionado portafolio de diversas marcas y denominaciones de origen.

En conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, Montoto y su esposa Maylen revelaron los pormenores de su original negocio y explicaron los servicios que brinda.

Este hombre de negocios de origen cubano, licenciado en Marketing, se vinculó al mundo del vino cuando hace casi dos décadas le propusieron promover unas marcas españolas que buscaban nuevos mercados en el sur de la Florida. Con el tiempo se convirtió en director de exportación para las Américas –desde Argentina hasta Canadá- de las bodegas Vallformosa, “importantes bodegas catalanas de cava y vino enclavadas en la zona del Penedés”, especificó Montoto.

Origen

La cercanía al amplio universo del vino le llevó a visitar las vendimias españolas, a conocer sus tierras, los tipos de uvas, las distintas facetas de la producción, “y el vino entró en mí no solo como el producto que es, sino como la vasta cultura que representa”, comentó.

A partir de esta experiencia, desarrolló su deseo de emprender un negocio que aportara algo más que la venta de un producto tangible. “Wine 41 nació de esa inquietud que siempre tuve al comprender todos los aspectos de este producto, desde la siembra, la producción, la exportación, distribución y retail. Ante mis ojos se abrió el nicho de mercado existente para las empresas capaces de ofrecer, desde la plataforma del vino, servicios arropados en la dimensión cultural de un producto tan especial.”

El propio nombre de esta empresa familiar encierra una clave y un ritmo donde se pueden apreciar las dotes de marketing del creador. “Siempre soñé con tener un portafolio importante de los vinos que se producen en las tierras de todo el mundo a lo largo del paralelo 41. Estoy hablando de los magníficos suelos del Norte de California, Nueva York, España, Francia e Italia”.

“Por otro lado, “Wine Forty-one” en inglés, tiene el ritmo melódico justo para influir como herramienta nemotécnica en la memorización de la marca.”

Servicios

La empresa Wine 41, con tres años en el mercado, desarrolla el concepto concierge de servicios personalizados en cinco áreas de negocio.

“Tenemos una tienda online donde se puede apreciar una oferta variada y asequible que distribuimos en Miami-Dade y Broward.

Y a los clientes ubicados fuera de estos territorios les enviamos nuestros vinos a través de UPS o FeDEX”, explicó Montoto.

“También vendemos desde nuestro local, una especie de Wine Studio muy bien acondicionado de estilo moderno y rompedor donde todo evoca al universo de la enología”.

En este local suceden eventos muy interesantes. “No somos una tienda de vino a la vieja usanza”, afirma Luis. “En nuestro caso, cada vez que viene un enólogo importante a la ciudad o algún representante de las diferentes bodegas con las que trabajamos, tratamos de que vaya a nuestro sitio y haga algunas catas. Así nuestros clientes pueden conocer más a fondo el vino de su preferencia, en qué tierra se sembró, las uvas utilizadas, la historia que le envuelve.”

Maylen explicó, “tenemos un servicio llamado WineTour en el que ofrecemos viajes turísticos relacionados con el vino. Este año nos toca España, del 14 al 23 de septiembre visitaremos el norte del país ibérico. Allá tenemos planificado visitar diferentes bodegas donde nos harán catas privadas, además de poder disfrutar y adentrarnos más en la cultura de ese importante país”.

Wine 41 ofrece un servicio de Cestas de Regalo muy focalizado en el sector corporativo. “Las cestas las trabajamos durante todo el año, pero alcanzan su máxima demanda durante los meses de noviembre y diciembre en el período de las fiestas navideñas.

A lo largo del año las ventas son estables porque las empresas siempre tienen un motivo para celebrar: el día de la secretaria, el día del médico, el aniversario de la corporación, los regalos para fidelizar a los clientes, por ello constantemente estamos recibiendo pedidos corporativos”.

Existe un servicio muy vinculado al anterior consistente en el diseño de etiquetas privadas. Wine 41 le ofrece al cliente la oportunidad de diseñar su propia etiqueta para las botellas que desee regalar. “Nosotros le podemos sugerir algunos vinos, que desde el punto de vista estético sean más apropiados, buscando siempre la calidad del caldo y que el estilo de la botella sea elegante, de cuello alto, cubierta con una cápsula neutral para darle mayor preponderancia a la etiqueta”, aclara Montoto. Y recalcó que esta área de negocio es muy importante porque “nos provee de acceso seguro a clientes privados desconocidos, quienes, cuando ven la presentación del vino que han obtenido de regalo y lo prueban, quieren saber de nosotros”.

“Estamos asociados a un chef profesional encargado de nuestro servicio de catering. El chef David hace servicios de cenas completas y aperitivos tanto para eventos privados como corporativos. Dispone de un grupo de cocineros profesionales que pueden preparar la cena o los cócteles en la propia casa del cliente. Y lo mejor es que David prepara los platos de acuerdo a los vinos que deseen degustar los clientes en la velada.”

En Miami mucha gente sale a navegar los fines de semana en botes particulares o rentados. Un servicio que llama la atención de esta empresa es el Pier Wine 41 diseñado para el sector de los botes. A través de la página web ofrecen a los clientes que van a navegar la posibilidad de solicitar servicio de vinos al pie del embarcadero. “Contamos con paquetes ya preparados de vino blanco, rosado o espumante, bien fríos. El cliente, no obstante, puede seleccionar los vinos de su preferencia y hacer su propio paquete.”

Wine 41 se encarga de que temprano en la mañana el vino esté en bolsas termoprotectoras en la marina señalada por el cliente o en su propia casa.

En la vida suceden muchos episodios buenos y malos. En los momentos felices casi siempre celebramos con vino junto a las personas queridas. Ese espíritu de celebración es el que queremos transmitir a nuestros clientes, con quienes deseamos seguir compartiendo nuestros conocimientos en el arte del vino, concluyó Maylen.

www.wine41.com

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas