AUSTIN.- La separación de las familias tras su detención en la frontera con México parece haberse convertido en una nueva arma del Gobierno del presiDente Donald Trump para disuadir la entrada de indocumentados, según expertos y defensores de los inmigrantes.

"Cuando llegan al puesto fronterizo les asustan diciendo que les van a separar, que no saben cuándo les van a devolver a sus hijos, que no están protegiendo a sus niños por traerlos en un camino tan peligroso y que los van a entregar a los servicios sociales", relata el fundador y director de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones.

Te puede interesar

El director de esta organización sin ánimo de lucro, encargada de apoyar social y legalmente a los migrantes, explicó que las autoridades fronterizas están "influenciadas por los comentarios racistas" de Trump, que no cesa de calificar a muchos de los inmigrantes como "malas personas".

Morones aclara que las instituciones policiales de los Estados Unidos no son racistas en sí mismas pero, en su opinión, si tienes un jefe que sí lo es, aquellos agentes que sí son racistas se sienten con "más poder, más respaldados" ante su conducta.

Un artículo publicado en el diario The New York Times detalla que más de 700 niños han sido separados de los adultos al llegar a la línea fronteriza entre ambos países desde octubre de 2017, de los cuales al menos 100 son menores de 4 años.

Alan Shapiro, miembro de la Academia Estadounidense de Pediatras y especializado en inmigración, advierte del "grave trastorno mental" que una situación así supone en personas de corta edad.

Shapiro, que participó hoy en una conferencia de prensa organizada por la organización America's Voice, argumenta que este hecho provoca un "elevado nivel de estrés" en los niños, con unas consecuencias "sobrecogedoras", por lo que la medida "jamás" debería haberse puesto en marcha.

En esta línea, otra de las participantes, la directora de políticas de la organización pro infancia Kids in Need of Defense (KIND), Jennifer Podkul, sostiene que el impacto sobre los niños es muy alto, ya que a pesar de "los lloros y súplicas", son separados de sus padres sin que nadie les ofrezca una explicación.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHS), que se hace cargo de la custodia de los niños migrantes, manifestó en un comunicado que responden a una acción "exigida por la ley" para proteger los intereses de los menores que cruzan la frontera.

"Ocasionalmente separamos a los niños del adulto con el que viajan, en especial, si no podemos determinar la relación parental, o si creemos que el niño corre peligro", añade el texto.

Sin embargo, el director adjunto del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), Lee Gelernt, exigió a la Administración Trump una justificación más detallada y que cese el discurso sobre "la inseguridad" acerca del parentesco de los inmigrantes.

Los pequeños separados en la frontera son llevados a refugios administrados por organizaciones no gubernamentales, donde tratan de buscar a un familiar o tutor en los Estados Unidos que pueda hacerse cargo de su custodia.

En caso de que no aparezcan estas figuras adultas, los niños se mantienen en estos centros indefinidamente hasta que pasan a los servicios sociales para encontrar una familia de acogida.

La situación es calificada como "preocupante" para las organizaciones de defensa de los inmigrantes, ya que además, cuando la separación es definitiva no se les ofrece la posibilidad de comunicarse con sus familias.

"El drama va más allá de la separación, también encontramos el problema de la incomunicación entre ellos, puesto que no se les proporciona ningún número de teléfono, ni dirección para reunirse posteriormente", comentó la asesora principal de Políticas sobre Derechos de los migrantes y Justicia, Katharina Obser.

En este sentido, el fundador de los Ángeles de la Frontera insiste a los inmigrantes en que tengan un plan establecido para estos casos de separación o deportación, en el que dejen claro con quién deben quedarse los niños para evitar perder la pista de su paradero ante esta dramática iniciativa.

FUENTE: EFE

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.99%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.59%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
17521 votos

Las Más Leídas