MIAMI-El comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones, Brendan Carr, dijo que "Estados Unidos debe ayudar a evitar un bloqueo de internet del régimen cubano" ante la ola de protestas por el gran descontento popular y represión en la isla durante casi 63 años.

Te puede interesar

El valiente pueblo de Cuba saldrá una vez más a las calles para exigir su libertad del régimen brutal y opresivo”, escribió Carr en Twitter el domingo. Es más importante que nunca que EEUU apoye este movimiento ayudando a sortear los bloqueos de internet del régimen”, puntualizó el funcionario federal.

Carr también retuiteó una declaración del 5 de noviembre en la que elogiaba a los senadores Marco Rubio (R-Fla.), Rick Scott ( R-Fla.), y Bill Hagerty ( R-Tenn.) por presentar un nuevo proyecto de ley que aseguraría que EEUU tiene la capacidad estratégica para eludir los bloqueos de internet de los regímenes opresivos como los de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Contra las dictaduras

La “Ley de protección contra las tiranías mediante el restablecimiento del acceso a internet y la cesión de la interconectividad en las zonas designadas (PATRIA Y VIDA)”, “construiría una estrategia para proteger la libertad y reforzaría el apoyo a las tecnologías que permiten a los usuarios eludir la censura y las restricciones respaldadas por gobiernos autoritarios”.

Este lunes las casas de miles de opositores en todo el país fueron sitiadas por esbirros de la dictadura vestidos de civil y listos para golpear a quienes se atrevieran a salir por el llamdo de protesta nacional este 15 de noviembre hecho por la organización Archipiélago, liderada por el artista Yunior García Aguilera.

Etecsa, entidad única de las comunicaciones en Cuba, bloqueó accesos a internet y no permitía hacer videollamadas, según fuentes dentro de la Isla.

A pesar de la prohibición por parte del régimen socialista de las manifestaciones masivas para exigir libertad y un cambio de sistema en la Isla, miles de opositores dijeron que saldrían a las calles, pero la estrategia del desgobierno cubano fue impedir las protestas frente al miedo de un nuevo estallido social y verse obligados a una represión pública similar a la ocurrida el 11 de julio.

Régimen se despliega para evitar otro estallido social

Se esperaba que cientos de miles de personas, como ocurrió durante varios días después del 11 de julio, salieran el 15 de noviembre a las calles de todo el país para la “Marcha Cívica por el Cambio” y así exigir -vestidos de blanco, con carteles y con rosas blancas- libertad y excarcelación de cientos de activistas políticos condenados por el régimen por el simple hecho de protestar.

El régimen se preparó durante varias semanas para impedir la protesta masiva y encarceló días antes a decenas de miembros de la oposición mediante el allanamiento de sus viviendas, además de citaciones a estaciones policiales para ser detenidos e impedir un estallido social como el 11 de julio.

Las masivas protestas del verano contra la falta de libertad y el empeoramiento de las condiciones económicas hicieron que la dictadura sumiera en un apagón de internet a millones de cubanos para imposibilitar que se reorganizaran y enviaran imágenes de la represión contra los cientos de miles de manifestantes, que durante el 11, 12 y 13 de julio mantuvieron en jaque a todos los cuerpos represivos del régimen e, incluso, hasta sus brigadas especiales del ejército y de la Seguridad del Estado.

La administración del presidente Joe Biden impuso sanciones selectivas a funcionarios y organismos de la dictadura tras las protestas de julio, pero congresistas cubanoamericanos y la mayoría del exilio las considera inservibles y de ningún impacto en la élite del régimen que controla a los 11 millones de cubanos dentro de la isla.

La Isla Prisión creada por la dinastía castrista

La Isla Prisión, como la han calificado los manifestantes dentro de Cuba, amaneció sitiada este lunes y con decenas de miles de agentes vestidos de civil junto a funcionarios del gobierno que se parapetaron frente a las viviendas de los manifestantes gritándoles insultos y listos para golpearlos y arrestarlos si decidían salir.

García Aguilera dijo a The Washington Post que sus líneas telefónicas y su conexión a internet fueron cortadas.

El secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, condenó las “tácticas de intimidación” utilizadas por el régimen cubano antes de las protestas, que coinciden con la reapertura del país después de 20 meses de confinamientos por la pandemia.

Blinken dijo que Washington buscará medidas de apoyo al pueblo cubano y pedirá “responsabilidades” por la represión del régimen comunista contra los manifestantes de la oposición, pero hasta el momento las medidas de la administración Biden solo se han quedado en condenas y exhortación al régimen cubano para que respete las libertades, algo que no ha ocurrido durante casi 63 años de una feroz dictadura a solo 90 millas de EEUU.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65096 votos

Las Más Leídas