La tendencia al incremento de turistas y de los recursos financieros que dejan en la Isla continúa siendo una pauta.

A pesar de la reducción de frecuencias de vuelo y de la cancelación de itinerarios por las aerolíneas estadounidenses, los ciudadanos estadounidenses siguen visitando a Cuba a través de las doce licencias autorizadas por el gobierno de EEUU. Además, un 30% de turistas que visitan la Isla proceden de Canadá, mientras que los mercados europeos siguen siendo grandes emisores de visitantes al país caribeño.

Más de 284.900 turistas estadounidenses visitaron Cuba en 2016, cifra que representó un aumento del 74 % en comparación con 2015. La cifra total de visitantes procedentes de EEUU el año pasado, incluyendo a los cubanoamericanos fue de 614.433 según escribió en su cuenta de Twitter Josefina Vidal, la directora de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores en marzo de este año.

De acuerdo al balance del comportamiento del turismo en el primer mes de 2017, las autoridades del sector estiman que el incremento de las operaciones de aerolíneas internacionales y de cruceros han favorecido el flujo de viajeros en la actual temporada alta que esperan concluirá en abril próximo con un crecimiento del 17 por ciento respecto al año anterior.

En la nota, el Ministerio de Turismo remarca que, a pesar de las afectaciones causadas por el huracán Irma y de las campañas lanzadas por EEUU para evitar la llegada de visitantes de otras naciones, el interés en Cuba se mantiene.

El huracán Irma, que tocó tierra en Cuba como categoría 5 a principios de septiembre pasado, arrasó gran parte de la costa norte cubana y dejó un panorama desolador. El gobierno afirma que más del 95% de la capacidad hotelera del país se encuentra en pleno funcionamiento al igual que la gran mayoría de infraestructuras turísticas.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario