EL PASO.- El gobierno del presidente Donald Trump está listo para abrir cortes dentro de carpas para atender casos de solicitantes de asilo obligados a aguardar su proceso en México, y las audiencias se realizarán por completo a través de videoconferencias.

El tribunal tiene programado comenzar operaciones el lunes en Laredo, Texas. Y se prevé que se instale otra corte en Brownsville.

Te puede interesar

El gobierno introdujo su política de que los solicitantes de asilo esperen en México en enero pasado en la ciudad de San Diego, y posteriormente la expandió a El Paso, Texas, pero las audiencias en esos lugares se realizan dentro de grandes edificios con tribunales convencionales, y por lo general el juez aparece en persona.

Las autoridades federales señalan que la corte de Laredo manejará hasta 300 casos al día. Se les ha pedido a los solicitantes de asilo que se reporten hasta con cuatro horas de antelación a su cita.

Dicha política, criticada por obligar a las familias a esperar en las peligrosas ciudades fronterizas de México, se ha convertido en parte fundamental de la respuesta de Estados Unidos al enorme incremento de familias que solicitan asilo.

FUENTE: AP/CEDAR ATTANASIO

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario