El jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kellly, causó polémica ayer martes cuando expresó en el Congreso de EEUU que la razón por la que un grupo de “soñadores” aún no se ha inscrito en el programa DACA es la flojera.

Kelly se encontraba en el Congreso para abordar con los legisladores el debate sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, mejor conocido como DACA, por sus siglas en inglés, cuyo futuro es incierto luego que el presidente Donald Trump lo pusiera en revisión.

Kelly explicaba a los periodistas la propuesta que ha llevado al Congreso la administración Trump, según la cual se regularizaría el estatus migratorio de unos 1.8 millones de “dreamers”, más de lo que piden los demócratas. Incluso, se les daría a estos jóvenes la posibilidad de nacionalizarse más adelante.

“Hay 690 personas inscritas oficialmente en el DACA y el presidente propuso lo que viene siendo dos veces y media esa cantidad, para sumar 1.8 millones… Más de lo que cualquiera hubiera imaginado”, dijo Kelly.

Pero luego espetó: “la diferencia entre 690 mil y 1.8 millones es la gente que algunos dirían que tuvo miedo de inscribirse; otros dirían que fueron muy flojos como para levantarse”.

El futuro del DACA, cuya vigencia expira el próximo 5 de marzo, es un tema prioritario en el Congreso estadounidense. Kelly descartó que se vaya a extender por unos meses más, pero dejó claro que las deportaciones de “soñadores” no estarán a la orden del día.

El programa DACA beneficia a los jóvenes, hijos de inmigrantes, que llegaron a EEUU de niños y que continúan con un estatus migratorio ilegal. En concreto, les permite trabajar y los protege de una deportación.

Recientemente, una decisión de un Tribunal bloqueó temporalmente cualquier intento del gobierno de Trump para poner fin al DACA, mientras el Congreso presenta un proyecto. Sin embargo, el tema envuelve una complejidad política, debido a que tanto demócratas como republicanos los usan para negociar sus intereses.

Durante el discurso del Estado de la Unión, el mandatario estadounidense dijo que estaría dispuesto a regularizar a los “dreamers” a cambio de que el Congreso apruebe los fondos para la construcción del muro en la frontera con México.

En tanto, los demócratas buscan proteger uno de los puntos fuertes de la anterior administración del presidente Barack Obama.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas