WASHINGTON.- Tras varios días de reflexión y consultas, todo hace indicar que el presidente Donald Trump ordenará a su Armada castigar militarmente al Gobierno del presidente sirio Bachar al Asad, en respuesta al supuesto ataque con armas químicas del pasado sábado contra la localidad rebelde de Duma.

A pesar de que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas estadounidenses se mostró presto a condenar la acción el pasado domingo, apenas un día después del ataque, el lunes Trump comunicó su intención de darse un plazo de entre 24 y 48 horas antes de tomar una decisión final sobre el "atroz" ataque.

Desde entonces, Trump se ha reunido con su cúpula militar y ha intentado recabar apoyos internacionales para su posible respuesta, mientras que su embajadora ante la ONU, Nikki Haley, exigía al organismo internacional la apertura de una investigación sobre los hechos.

Esta opción, sin embargo, fue vetada este martes por Rusia, lo que podría haber empujado a Trump a decidirse por una acción militar que también podría tener en su punto de mira a Moscú, que siempre ha mostrado su apoyo a Al Asad desde la explosión de la llamada Primavera Árabe, en 2011.

"Rusia promete derribar todos los misiles disparados contra Siria. Prepárate Rusia, porque van a ir, suaves y nuevos e '¡inteligentes!'", amenazó Trump hoy a primera hora de la mañana a través de un mensaje en su cuenta en Twitter en el que, además, criticaba a Moscú por asociarse "con un animal que mata con gas a su gente y ¡disfruta!".

A pesar de que por el momento el Pentágono no ha dado detalles de cómo podría ser esta represalia, las palabras de Trump y los precedentes hacen sospechar que Washington podría ordenar el lanzamiento de misiles desde alguno de los buques de su flota desplegada en el mar Mediterráneo.

Cabe destacar que el pasado lunes, el USS Donald Cook, un destructor de la clase Arleigh Burke con capacidad de lanzamiento de misiles teledirigidos, levó anclas en el puerto de Larnaca, Chipre, isla próxima al litoral sirio.

Fuentes de la Armada han rechazado en varias ocasiones aclarar adónde se dirige este buque con capacidad para lanzar lo que podrían considerarse misiles "inteligentes" -esos a los que hacía referencia Trump- y que suele estar apostado en la base que Estados Unidos tiene en Rota, en el sur de España.

"El Departamento (de Defensa) no comenta posibles acciones militares futuras (...). Como señaló el presidente el 8 de abril, el ataque con armas químicas del régimen sirio contra civiles inocentes en Duma, el 7 de abril, fue terrible y requiere de una respuesta inmediata de la comunidad internacional", dijo hoy la portavoz del Pentágono y teniente de la Armada, Rebecca Rebarich.

El año pasado, después de que, según las autoridades, quedara "fuera de toda duda" la implicación del Ejército sirio en el ataque con gas sarín sobre el pueblo rebelde de Jan Sheijún, Trump ordenó un ataque contra la base aérea de Shayrat (Homs), desde donde supuestamente despegó el caza que ejecutó el bombardeo químico.

Aquel ataque, que supuso la primera acción militar directa contra Al Asad en los 6 años de guerra civil que asolaba a su país por aquel entonces, se ejecutó desde los destructores USS Ross y USS Porter, ambos de la clase Arleigh Burke, la misma que el del buque que surca en estos momentos las aguas del Mediterráneo sin rumbo conocido.

A pesar de que el secretario de Defensa, James Mattis, insistió hoy en que aún se están "recabando informes de inteligencia" sobre el ataque a Duma, en el que según la Organización Mundial de la Salud murieron al menos 43 personas con "síntomas relacionados con una exposición a químicos altamente tóxicos", el ataque parece inminente.

"Estamos preparados para proporcionarle al presidente la respuesta militar que solicite", advirtió Mattis durante una breve comparecencia ante los medios en la sede del Pentágono.

En las últimas horas, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las fuerzas gubernamentales sirias han comenzado a evacuar sus principales bases, al igual que, según parece, están haciendo los rusos, cuyos buques están abandonando la costa del país árabe, de acuerdo con imágenes de satélite mostradas hoy por medios locales.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario