jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- La noticia recorrió los titulares de medio mundo: Pablo Iglesias, el hombre que todos pensábamos se pegaba al poder en el Gobierno español, anunció que dejaba su puesto de vicepresidente segundo para jugar la carta del poder en la Comunidad de Madrid, la región española que ostenta la capital y los poderes políticos y económicos de la nación europea.

El terremoto que secundó el anuncio de una moción de censura que acabaría con el gobierno compartido entre los grupos políticos Partido Popular y Ciudadanos en la región de Murcia llegó a Madrid y provocó la anticipación de elecciones, y por ende despertó el apetito de poder de Iglesias.

“Quienes piensan que Iglesias tendría más poder desde el Gobierno nacional se equivocan”, señaló a DIARIO LAS AMÉRICAS el profesor jubilado de Derecho de la Universidad de Lleida, la más antigua de Cataluña, Ferran Espaser.

“Si Iglesias logra la presidencia de la Comunidad de Madrid”, con casi siete millones de habitantes y el mayor PIB nominal del país, 240.000 millones de euros (unos 276.000 millones de dólares), “fuera de la sombra que le significa el matrimonio a conveniencia con el presidente Pedro Sánchez, su exposición, protagonismo, fuera mucho mayor”, definió el académico.

Y ello le representaría “el camino a la recuperación de su agrupación política”, Podemos, que, aun uniéndose a Izquierda Unida, para crear el híbrido Unidas Podemos, perdió casi la mitad de los votos en apenas tres años.

Maniobra

Para lograr el poder de la Comunidad de Madrid, Iglesias contaba con la agrupación política de izquierda Más Madrid, que gestiona su antiguo compañero de partido Íñigo Errejón.

Pero el tiro, como dicen por ahí, le salió por la culata. Iglesias pensaba ser la cabeza de la supuesta unión y Errejón anunció que no habría alianza, y no es para menos.

Además de las diferencias de tácticas entre Iglesias y Errejón, que salieron a la luz con la ruptura del segundo hace apenas dos años, Más Madrid obtuvo casi tres veces más votos que Unidas Podemos hace dos años.

“Eso, indiscutiblemente, coloca a Errejón en mejor posición”, señaló el profesor jubilado Espaser.

Entretanto

La propuesta de una moción de censura al gobierno del Partido Popular en Madrid, que es también uno de coalición con Ciudadanos, no fraguó y la convocatoria a elecciones fue oficializada.

Serán el 4 de mayo y según los sondeos el Partido Popular, que tiene a Isabel Díaz Ayuso como líder en Madrid, obtendría la mayor cantidad de votos, aunque no suficientes para gobernar por sí solo.

Entonces, quién sería el nuevo aliado del Partido Popular.

“Si no ocurre un milagro, que permita la reconciliación entre Ciudadanos y Partido Popular, que es posible, dados los intereses políticos de ambos; Díaz Ayuso no tendría otra opción que mirar hacia VOX”, argumentó el académico.

No obstante, la alianza con VOX, a pesar de las fuertes diferencias que existen, podría ser un peligroso paso que enterraría al Partido Popular en el lado radical de la derecha.

Pero al mismo tiempo, el Partido Socialista Obrero Español podría hacer lo suyo y negociar una coalición con Más Madrid, que sumaría más votos que Unidas Podemos.

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.97%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.72%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.32%
22451 votos

Las Más Leídas