MIAMI.- El condado Broward quiere construir un tren ligero que conecte a Fort Lauderdale con la línea que separa al condado de su vecino Miami-Dade en el sur, rumbo al encuentro con la expansión del alguna versión del Metrorail por anunciar a lo largo de NW 27 Avenue, lo que marcaría un doble gol para ambos gobiernos: el ansiado sueño de acceder al siempre complicado Hard Rock Stadium.

Según el informe preliminar, la construcción en Broward sería subvencionada con fondos procedentes del centavo de impuesto adicional que fue aprobado por el electorado del condado en cuestión.

Te puede interesar

La longitud de la obra alcanzaría las 20 millas, de Fort Lauderdale hasta el encuentro de University Drive con NW 27 Avenue, y el coste aproximado está estimado en 17.000 millones de dólares, o 50 millones por milla y conectaría a varios centros universitarios y educacionales: Nova Southeastern University, Florida Atlantic University, Broward College y University of Florida.

Por la parte de Miami-Dade, los fondos no han sido asignados aún. Ni tan siquiera se sabe cuándo pudieran comenzar las obras, pero todos los comisionados coinciden al decir “que es hora de construir” la prometida expansión.

“El tráfico es un problema. Siempre he dicho que la única manera de atender este problema es dando opciones, a quienes todos los días quedan atrapados en sus autos y ven como la calidad de vida continúa cayendo”, señaló entonces el comisionado Esteban Bovo Jr.

A Miami Beach

De hecho, hace un par de meses el conglomerado malayo de juego Genting, el mismo que quiere construir un mega proyecto de hotel y casino en Biscayne Boulevard y el MacArthur Causeway, propuso que el fabricante chino de trenes BYD (Beyond Your Dreams) construyera una línea a lo largo del viaducto rumbo a Miami Beach.

Para sorpresas de muchos, una delegación de funcionarios de ambos condados viajó a China y Japón para conversar con ejecutivos de BYD, Mitsubishi y Hitachi, según divulgó la oficina de prensa de Broward, para conocer de cerca los pormenores del funcionamiento de trenes ligeros.

Días antes, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, propuso a la Comisión de Miami-Dade tener en cuenta la propuesta de Genting, que pagaría, según expuso el edil, una buena cantidad del coste de unas obras que “solo costaría 240 millones al estado y el gobierno local”.

La propuesta fue aprobada 9 a 3 y que abre un proceso de licitación para escuchar otras ofertas.

“Haber esperado 35 años es demasiado tiempo”, señaló en aquel momento la comisionada Eileen Higgins, cuya jurisdicción incluye una buena parte de Miami Beach.

Higgins se refería a la expansión del Metrorail, que fue inaugurado en 1984 y entonces se habló de continuar las obras a otros puntos del Gran Miami.

Más tarde, en 2002, se habló de ampliar la red de transporte en Miami-Dade y medio centavo de impuesto fue agregado a la factura diaria, similar al que comenzará a pagar Broward pronto, para recabar los fondos necesarios.

“Giménez dice que no hay dinero, pero lo cierto es que recaudamos 274 millones al año del medio centavo”, señaló el comisionado Xavier Suárez. “Esto significa que hemos acumulado unos 4.384 millones de dólares en 16 años. Son miles de millones de dólares que no han sido utilizados para lo que fue prometido”, aseveró.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas