MIAMI.- El demócrata Darren Soto, uno de los cuatro congresistas hispanos por Florida, dijo en entrevista con Efe que los puertorriqueños del estado son "los más poderosos del mundo" a la hora de influir en el rumbo de EEUU y también en su relación con la isla.

Soto, de origen puertorriqueño, fue elegido por primera vez en 2016 y reelegido en noviembre pasado por un distrito del centro de Florida, región que ha recibido en la última década un gran número de desplazados de la isla debido a la crisis económica y más reciente a los estragos provocados por el huracán María en 2017.

Te puede interesar

"Nosotros tenemos una gran oportunidad en Florida para ayudar a determinar las elecciones", dijo el demócrata sobre la posibilidad que tienen de elegir al presidente de Estados Unidos, opción negada para los boricuas en la isla, quienes pueden participar en las primarias de los partidos pero no en los comicios federales.

"Somos los puertorriqueños más poderosos en el mundo en este hecho, y también tenemos la habilidad para ayudar a nuestros hermanos y hermanas en la Isla del Encanto", subrayó.

Además, agregó, al ser Florida un estado "indeciso" que puede votar por "uno u otro partido", los boricuas pueden decidir una elección apretada y cada vez que votan tienen el "poder para ayudar a la isla y a otras poblaciones de puertorriqueños en la nación".

La población boricua de Florida ha superado a la de los puertorriqueños en Nueva York, recordó Soto, representante a la Cámara baja por el noveno distrito, que comprende parte de los condados de Osceola, Polk y Orange, donde está la ciudad de Orlando.

"Tenemos la diáspora más grande en Estados Unidos, más grande que en Nueva York, 1,3 puertorriqueños viven en Florida y este número está creciendo rápidamente", enfatizó.

Soto, un abogado de 40 años, dijo que, a diferencia de los cubanos que están concentrados especialmente en los condados de Miami-Dade y Broward, donde han votado por décadas como un bloque, la mitad de los boricuas vive en el centro de Florida y el resto está disperso por Miami, Tampa, Jacksonville, Tallahasse y otras áreas.

"No tenemos concentración en el centro de Florida, pero es bastante para tener voz en el Distrito 9", señaló.

Por otro lado, el demócrata indicó que es partidario de que la isla se convierta en el estado 51 del país basado en el resultado del plebiscito de 2017 en el que el 97% de los votantes del actual Estado Libre Asociado (ELA) escogió esa opción.

Enfatizó que el huracán María, que provocó la muerte de cerca de 3.000 personas en Puerto Rico, evidenció la necesidad de la isla de tener igualdad de condiciones y representación en el Congreso que el resto del país, pues, en su opinión, el actual estatus (ELA) no está funcionando muy bien".

Tras el azote de María, los puertorriqueños han reclamado al Gobierno federal más asistencia federal y ser tratados de igual manera que otros estadounidenses que también han sido víctimas de desastres naturales.

"El huracán María demuestra que sin representantes de la isla, senadores, su voz está limitada", manifestó Soto, que indicó que congresistas de "herencia puertorriqueña" pueden luchar por las necesidades de esta comunidad tanto en la isla como en EEUU.

El demócrata señaló que las principales carencias de la comunidad boricua en el centro de Florida son la vivienda asequible, empleo bien remunerado y seguro médico, y destacó además la necesidad de infraestructura, especialmente vial, en una región de 2,5 millones de habitantes y una población flotante de un millón de turistas.

Soto es uno de los cuatro congresistas latinos por Florida en la Cámara de Representantes, que estará bajo control demócrata los próximos dos años después de su triunfo en las elecciones de noviembre pasado.

Este lunes 7 de enero asume Debbie Mucarsel-Powell, nacida en Guayaquil (Ecuador) y la primera congresista suramericana en Estados Unidos, que representará un distrito del sur de Florida en reemplazo del republicano de origen cubano Carlos Curbelo.

Ambos demócratas se suman a los republicanos cubano-estadounidenses Marco Rubio y Mario Díaz-Balart, elegidos en el Senado y la Cámara Baja desde 2010 y 2002, respectivamente.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario