MIAMI.-De acuerdo con la Comisión Federal de Elecciones (FEC, por sus siglas en inglés) la campaña de Rick Scott al Senado federal recibió por lo menos 125.300 dólares de empresas petroleras y ejecutivos con vínculos comerciales con el gobierno de Venezuela.

El gobernador de Florida, que busca ganar un escaño en la Cámara Alta en Washington y desbancar el intento reeleccionista del actual senador demócrata Bill Nelson, recibió 2.500 dólares de Marathon, una empresa petrolera vinculada con Venezuela, y otros 2.500 dólares del comité de acción política de los empleados de dicha empresa (reporte de FEC del 6 de junio de 2018).

Florida tiene inversiones en Marathon a través de fondos administrados por la Junta Estatal de Administración (SBA, por sus siglas en inglés). En ese sentido, hay 31 menciones de Marathon Oil Corp o Marathon Petroleum Corp en el reporte de la SBA sobre transacciones de bonos y acciones del cuarto trimestre de 2017.

Marathon se alimenta de las importaciones de petróleo de Venezuela, industria que está en manos del Estado, a través de PDVSA.

En una declaración de agosto de 2017, Scott afirmó que “nuestro objetivo no son las compañías que hacen negocios con la gente de Venezuela, sino las empresas que tienen relaciones comerciales con el régimen de Venezuela”.

El gobernador se refería a que el Estado del Sol, a través de la SBA, no haría inversiones ni compraría bonos o acciones de empresas relacionadas con el régimen de Nicolás Maduro.

Estas medidas se tomaban después de las protestas de la oposición y de los exiliados venezolanos por la compra, por parte de Goldman Sachs, de 2.800 millones de dólares de bonos de PDVSA, acción que fue interpretada como un salvavidas económico para un régimen en crisis.

Pero en la pasada Legislatura, el Congreso de Florida aprobó una ley, firmada y sancionada por el gobernador Scott -que entró en vigor el pasado 1ro. de julio- en la que se ampliaba el espectro de limitaciones por medio de la prohibición a todas las agencias del estado de invertir en compañías que tuvieran relaciones comerciales con el régimen de Maduro.

Otras relaciones

El propietario y presidente de Sunshine Gasoline Distributors (SGD), Max Alvarez Sr, contribuyó con 25.000 dólares al llamado “fondo de la victoria” de Scott, de acuerdo con el reporte mensual de mayo 18 de 2018 del FEC.

Según un artículo de Politico del 24 de agosto de 2017, esa distribuidora de gasolina tiene 300 estaciones de servicio y uno de sus proveedores es CITGO, empresa de propiedad de PDVSA.

En 2017, SGD donó 25.000 dólares a Let´s get to work, el PAC del candidato republicano al Senado.

En 2010, cuando Scott se presentó como candidato republicano a la gobernación, Álvarez y su compañía donaron más de 65.000 dólares a esa campaña.

“Que Rick Scott reciba contribuciones de compañías que alimentan la crisis y destrucción de Venezuela, es una prueba más de que sólo busca lo mejor para sí mismo”, afirmó en un email enviado a DIARIO LAS AMÉRICAS, Luisana Pérez, vocera para medios hispanos de la campaña del senador demócrata Nelson.

El gobernador de Florida y candidato al Senado ha tenido contactos permanentes con la comunidad venezolana del sur de la Florida y ha sido un duro crítico del régimen de Maduro. También ha hecho un llamado para que se profundicen las sanciones contra el régimen.

“La posición del gobernador relacionada con Venezuela ha sido de una claridad meridiana. Aquellos que donan a su campaña lo hacen para apoyar su candidatura, que incluye el llamado para poner fin al régimen de Maduro”, subrayó Kerry Wyland, vocera de la campaña de Scott, en un correo electrónico enviado a DIARIO LAS AMERICAS.

Petróleo a Cuba

En su cuenta en Twitter, Scott planteó que “es inaceptable que mientras el pueblo de Venezuela se está muriendo por falta de comida y medicinas, el régimen de Maduro regala a Cuba más de 3 millones de dólares diarios en petróleo a Cuba”.

La pelea por el voto hispano en la campaña para el Senado está en un empate técnico, a juzgar por la última encuesta llevada a cabo por la empresa encuestadora Mason-Dixon para Telemundo.

La Florida tiene 2 millones de votantes hispanos, y la mayoría de ellos vive en los condados Miami-Dade, Broward y Monroe. Entre los cubanoamericanos, el sondeo mostró que Scott cuenta con el 58% mientras que Nelson tiene el 30%.

Por otra parte, mientras que los cubanoamericanos apoyan la política migratoria de Trump 52-37, los hispanos no nacidos en la isla o de origen cubano se oponen en un 69% y 17% está a favor.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas