MIAMI.- A pesar de que el pasado viernes 28 de junio la Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó la intención del Gobierno de incluir la pregunta sobre el estatus migratorio en el censo que se hará en 2020, aún no es claro si el estado de la Florida hará todos los esfuerzos posibles para que haya el mayor número de personas respondiendo dicho censo.

Por orden constitucional, que viene desde George Washington, cada diez años debe haber un conteo, lo más preciso posible, de cuántas personas ocupan el territorio estadounidense.

Te puede interesar

En Florida aún no se ha creado el llamado Comité de Conteo Completo. La sesión legislativa que acaba de pasar no lo creó –los legisladores republicanos no incluyeron en la agenda legislativa ningún proyecto de ley relacionado con dicho comité- y el gobernador DeSantis ha dicho, en declaraciones para diversos medios de prensa, que el tema del censo es un asunto federal y no local.

Sin embargo, en 2010 sí hubo ese comité, compuesto por funcionarios gubernamentales tanto del nivel local como estatal, encargado de coordinar los recursos financieros con el fin de desarrollar estrategias para lograr una participación masiva en el censo.

También dentro de las funciones de dicho comité estarían las de crear conciencia sobre la importancia del censo, distribuir información del mismo a través de las redes sociales y entrar en comunicación con poblaciones de difícil acceso, como los inmigrantes indocumentados o los indigentes, para que sean incluidas en el conteo oficial.

Comité especializado

El pasado mes de enero, la Comisión del Condado Miami-Dade aprobó por votación unánime la creación de un comité especializado sobre el censo. Deberá presentar un informe sobre acciones concretas para lograr que haya una participación importante de los habitantes del Gran Miami.

Como dice uno de los considerandos de la resolución aprobada el 23 de enero de este año, “la información del censo por lo general genera un cambio de poder entre los estados una vez cada década debido al incremento o disminución de la población basados, en parte, a las tendencias migratorias”.

En otro considerando, la resolución explicó que “el estado de la Florida ganó dos escaños para la Cámara federal basados en el censo de 2010, lo que subió la participación de la Florida en el Congreso federal a 27 representantes, y se proyecta que habrá nuevos escaños fruto del censo de 2020”.

Además del tema de la representación proporcional entre estados, dependiendo de los cambios demográficos, el censo también determina cómo se distribuyen los recursos federales.

En razón de las cifras del pasado conteo de población, Florida recibió 29.200 millones de fondos federales para los residentes de bajos recurso.

Por supuesto que no está claro el impacto que va a tener sobre la comunidad inmigrante e indocumentada el debate que ha habido sobre incluir la pregunta cerca de si el que responde es o no ciudadano.

El comité especializado nacido de la Comisión de Miami-Dade, y conformado por 35 personas, tendrá precisamente que tratar ese complejo tema.

DIARIO LAS AMERICAS está a la espera de una respuesta del despacho del gobernador DeSantis sobre si el estado conformará el Comité de Conteo Completo.

En el ámbito federal, el presidente Trump, a pesar de la decisión adversa que tomó la Corte Suprema sobre la pregunta de la ciudadanía, ha insistido en que “seguirá adelante” para que dicha pregunta sea incluida. Pero no queda claro cómo lo haría porque el Departamento de Comercio ya anunció que se empezaron a imprimir los formularios del censo sin la polémica pregunta.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas