MIAMI.- Este jueves 17 de mayo el American Dream Miami (ADM), un mega proyecto de 6.2 millones de pies cuadrados que combina tiendas, parques temáticos y hoteles, será sometido a votación en la comisión del Condado Miami-Dade.

Uno de los asuntos más polémicos del ADM es el tráfico. Se cree que, al día, cuando ya esté en pleno funcionamiento ese parque y centro comercial, entrarán y saldrán del área 70.000 vehículos. Y al año se calcula que habrá 30 millones de visitantes.

Hay sólo dos vías de acceso: la I-75 y el Turnpike. La zona donde estaría el ADM se encuentra al noroeste del condado Miami-Dade, al norte de Hialeah y al sur de la ciudad de Miramar, en el condado de Broward.

A pesar de que los debates y decisiones se dan en el seno de la comisión de Miami-Dade, los efectos también los sentirán los vecinos del otro condado, no sólo en Miramar sino en Pembroke Pines.

Mike Hernandez, exdirector de comunicaciones del alcalde Carlos Giménez, residente desde hace 9 años en Pembroke Pines, afirmó estar muy preocupado por el impacto negativo que podría tener la presencia del ADM en la calidad de vida de su familia.

mega-mall-american-dream-miami.jpg
El proyecto del
El proyecto del "mega mall" de Miami pasó este miércoles al Gobierno en Tallahassee con la aprobación de la Comisión de Miami-Dade.

La preocupación de Hernández la comparten los vecinos de esa frontera entre los dos condados, quienes ya experimentan la congestión de las vías durante las horas pico, y ven con gran preocupación – como lo han expresado en las audiencias públicas- el posible crecimiento exponencial de carros y turistas en esa zona.

Los defensores del ADM han dicho que su impacto económico podría compararse al que han tenido los parques temáticos en Orlando, tanto en turismo como en ingresos y desarrollo para los condados de Orange y Osceola.

Se cree que el polémico proyecto podría generar más de 14.000 empleos y sería un importante polo de desarrollo para el sur de la Florida.

Este lunes el comisionado Xavier Suárez, del distrito 7 de Miami-Dade, tuvo una reunión bajo la ley “sunshine” con el presidente de la comisión, Esteban Bovo, el comisionado del distrito 12, José “Pepe” Díaz y el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, quien también ese vicepresidente del TPO (la autoridad del transporte de Miami-Dade), en la cual se discutió la posibilidad de construir un sistema PRT (Personal Rapid Transitr) para lidiar con la congestión que produciría el ADM.

El PRT se plantea como una solución útil tanto para los residentes y turistas como para los empleados que trabajarían en el ADM.

Los dueños y constructores del ADM pagarían entre $60 y $110 millones por parte del desarrollo de ese sistema de transporte, que sería un tren elevado que conectaría la estación del tren de Palmetto con el centro comercial.

El comisionado Suárez advirtió que aprobará el proyecto del “mega mall” si se incorpora esa propuesta.

“En resumen, lo que es importante es tener un tren elevado que sirva de conexión con el tren para los residentes y quienes trabajan en la zona, con el fin evitar que utilizan el automóvil privado”, indicó Suárez en un memorando emitido por la oficina del comisionado, en el que se resume lo discutido y propuesto en la reunión del pasado lunes.

El American Dream Miami lo construiría la empresa canadiense Triple Five, que ya cuenta con el “American Dream theme park-mall en Nueva Jersey, es propietaria del Mall of America en Bloomington y del West Edmon Mall, en Canadá.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas