MIAMI.- El mexicano Francisco Javier González, el gerente de un restaurante en Palm Beach, no será deportado la próxima semana a su país de origen, según dijo hoy su abogado, quien calificó el anuncio como una "victoria temporal".

González, casado con una estadounidense con la que tiene tres hijas, había recibido unas semanas atrás un grillete electrónico y una orden para presentarse en los próximos días en una oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) con un billete de ida para su país.

No obstante, según informa el diario Palm Beach Post, la tarde de hoy fue comunicado de la suspensión de la deportación mientras trabaja en el local que administra, la pizzería Al Fresco, muy conocida en esta localidad y cerca de donde se asienta Mar-a-Lago, el club privado del presidente Donald Trump.

Su abogado, Richard Hujber, dijo que habían "serias dudas e inquietudes con respecto a la legalidad y validez de la reinstauración de la orden de expulsión" contra el mexicano, de 37 años de edad y quien ingresó al país hace unos 20 años.

Hujber presentó a comienzos de esta semana una petición en una corte federal en la que solicita que se impida la deportación de González ni que tampoco pase a disposición de ICE.

El mexicano, nacido en Jalisco y que teme por su deportación desde hace un año, explicó a Efe meses atrás que a su llegada a Palm Beach cursó dos años de universidad, pero al no poder renovar sus papeles migratorios, tuvo que trabajar en restaurantes, como su hermano, donde fue escalando poco a poco.

González se ha ganado el afecto de la comunidad local, a la que agradeció por brindarle su apoyo y emprender campañas de recolección de firmas en internet, la cual lleva hasta el momento más de 129.000 rúbricas a su favor.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que Estados Unidos es un lugar más seguro luego del 11 de septiembre de 2001?

No
No lo sé
ver resultados

Las Más Leídas