TAMPA. - Sayfullo Saipov, el sospechoso del atentado terrorista que dejó ocho muertos y 11 heridos en un carril bicicleta de la ciudad de Nueva York el martes, estuvo en Florida hace solo tres meses y solía compartir platos típicos de su país natal, Uzbekistán, según afirman algunos de sus vecinos.

Saipov, de 29 años, fue visto por última vez en el complejo de apartamentos del noreste de Tampa, entre tres y siete meses después de haber vivido allí durante dos años, dijeron vecinos de su calle, la 56 al norte de la avenida Sligh, en Tampa.

Otra de las cosas que recuerda un vecino es que tenía el hábito de acelerar su coche dentro del complejo de apartamentos, según en reporte de Tampa Bay Times. Saipov conducía una minivan blanca y a veces iba a velocidades más altas de las permitidas en un complejo residencial, dijo Melissa Matthews, de 44 años. En una ocasión, dijo Matthews, Saipov casi la golpea mientras caminaba."Mi novio tuvo palabras con él ese día".

Solo habían pasado unas horas del ataque terrorista de Nueva York, pero los residentes de los apartamentos de Heritage en Tampa intentaban entender cómo aquel vecino y padre de familia que covivía con ellos, podía ser el mismo hombre que ahora colma la portada de todos los medios de prensa por ser sospechoso de una matanza para la que tuvo que radicalizarse alguna vez.

Los vecinos dicen que Saipov, hoy sospechoso de terrorismo solía ser un hombre de voz suave, con poco más de 100 libras de peso. Era amigable con algunos y distante con otros.

Con Kyong Eagan compartió un plato de cordero alguna vez. "Nunca dijo nada malo sobre este país", dijo y agregó que una vez le regaló una caja de agua después de decirle que estaba sedienta."Si necesitaba agua, él me traería un río".

Eagan también recuerda que Saipov y su esposa tuvieron dos hijos y que se mudaron hace unos siete meses. Matthews recuerda a tres niños, incluido un recién nacido, y cree que los vio hace tan solo tres meses en el complejo de apartamentos.

Matthews dijo que nunca detectó ninguna señal de que Saipov tuviera problemas con Estados Unidos. Sus hijos, dijo Matthews, "jugaban con otros niños detrás de los edificios". Saipov "no parecía tener problemas con el hecho de que jugaran con niños afroamericanos, niños blancos o hispanos. Los niños eran niños". Ella vive en el complejo de apartamentos Heritage de Tampa, pero no estaba familiarizada con el supuesto terrorista.

El complejo Heritage alberga a varias personas que son miembros de la fe musulmana, dijo Matthews, muchos de los cuales asisten a la Sociedad Islámica de Tampa Bay, ubicada muy cerca de allí, frente a Sligh Avenue.

Uno de los asiduos de la mezquita explicó al Tampa Bay Times que reconoció a Saipov al verlo en las noticias poprque solía orar allí a menudo. El hombre, que se negó a dar su nombre, aseguró que Saipov iba solo.

Saipov se mudó de Heritage en Tampa a principios de este año, fue cuando le dió a Eagan la primera selección de las pertenencias que no quería conservar."Me dio dispositivos electrónicos, impresoras de computadora HP, una aspiradora, juguetes, macetas, palas", dijo. La vecina donó los artículos al Ejército de Salvación hace mucho tiempo, tal como le dijo a los investigadores federales que estuvieron indagando en las casas del vecindario.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Tampa, Temple Terrace y el condado no incorporado de Hillsborough dicen que no han tenido contacto con Saipov ni como acusado, ni como víctima o ni como testigo en ningún asunto o caso policial.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario