CARACAS.-ANDREA GANDICA CROCE
agandica@diariolasamericas.com
@andreagcroce

Luego de seis meses, gracias a una dieta muy estricta y una rutina de ejercicios, Kim Kardashian está logrando recuperar su figura.

La esposa del rapero Kanye West ha bajado las 60 libras que subió durante el embarazo de su segundo hijo Saint, quien nació el pasado diciembre.

La estrella de televisión, también madre de North, sigue el plan de Atkins y es embajadora de la marca.

“Hubo un momento después de que nació mi hijo cuando mi cuerpo se sentía como papilla. Me sentí como Gumby. Definitivamente había momentos en que me miraba en el espejo y decía, nunca voy a ser la misma", dijo Kim Kardashian a la revista People.

“Quiero volver a bajar a 120 libras. "Mi trasero y las caderas son lo último en irse, pero no voy a parar. "Cualquiera que haya tenido hijos sabe que su cuerpo cambia y es difícil de conseguir su cuerpo en forma. Toma tanta determinación, energía mental y física”, expresó la socialité quien dijo que pesaba 132 libras el mes pasado.

LEA TAMBIÉN:

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario