CARACAS.- ELIANA PANTOJA
Especial

Expectativas, efervescencia… Esas son algunas de las palabras que atrapan la atmósfera en Venezuela cuando se habla de las próximas elecciones parlamentarias, previstas para septiembre de este año.

No es para menos, el escenario de la Asamblea Nacional es clave para los próximos cinco años tanto para los que ahora tienen el poder, como para aquellos que apuestan a un cambio de dirección política en la nación sudamericana.

Las proyecciones comienzan a revelarse y entre los estudios serios se destaca la más reciente medición de la  prestigiosa firma venezolana Datanálisis, realizada entre el 27 de enero y el 7 de febrero en un universo de 1.000 personas mayores de 18 años. La encuesta tiene un margen de error de 3,04%, lo que significa que su nivel de confianza es de 95%.

Ganar y perder

Datanálisis (55)

Según Datanálisis, 45,9% de los encuestados aseguró que elegirá a los candidatos que presente la coalición opositora para las parlamentarias. Esta cifra representa un “aumento significativo” en comparación con estudios anteriores y, tras una reevaluación de los datos recogidos, revela que 59,6% de los votantes daría su apoyo a los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El escenario no es muy alentador para los candidatos del oficialismo, quienes sufrieron una  “disminución significativa” en la intención de voto. Sólo 17,3% -2,5% tras la reevaluación de los datos recogidos- indicó que elegiría a los candidatos de las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

La medición también expone que 13,8%  -17,9% en la reevaluación- seleccionará candidatos independientes, un 5,6% dijo que no votaría (abstención) y 17,4% no sabía o no contestó.

Opositores vs. oficialistas

Avanzando en las profundidades de la mente de los electores, Datanálisis encontró que sólo 8,2% de los oficialistas y 94,0% de los opositores estarían dispuestos a  votar por la MUD.

Mientras, 24,5% de los que en Venezuela se han catalogado como “ni-ni”, personas que no se sienten identificadas “ni” con el oficialismo “ni” con la oposición, indicaron que en estas parlamentarias sí seleccionarían a los líderes de la MUD. Esto podría interpretarse como una posibilidad para la coalición opositora de capitalizar el voto de los que por mucho tiempo han mostrado apatía en este tema.

A los abanderados del PSUV, las cifras, una vez más, los dejan mal parados. El estudio encontró que tienen el apoyo de 71,9% de los oficialistas, pero un 0% intención de voto entre los opositores y apenas 1,6% entre los “ni-ni”.

Datanálisis también tomó en cuenta las tendencias para los “Independientes” y halló que 8,2% de los oficialistas estaría dispuesto a dar su voto a estos candidatos. Mientras, 3,6% de los opositores y 29,3% de los “ni-ni” dicen que para la Asamblea Nacional prefieren decantarse por estas opciones.

El futuro de Maduro

La encuesta hace otras importantes revelaciones sobre el porvenir de Nicolás Maduro y su Gobierno: 66,4 % de los encuestados aseguró que se mantendrá en el poder todo el 2015, pero será revocado en 2016. Apenas un 23,5% afirmó que permanecerá hasta 2019 con posibilidad de retirarse o ser reelecto por seis años más.

Ante la eventualidad de que Venezuela se enfrente a unos nuevos comicios presidenciales el año que viene, el estudio incluyó la siguiente pregunta: “En caso que se realizaran primarias para elegir al próximo candidato de la oposición para unas posibles elecciones presidenciales. ¿Por quién votaría usted?”

Los resultados fueron comparados con un estudio fechado en noviembre de 2014. Es importante destacar que 13,5% de los consultados en ese momento dijeron que “no votaría”, mientras que en enero se registró una “disminución significativa” cuando sólo 7,9% se identificó con la abstención.

En la palestra pública, continúa encabezando las preferencias Leopoldo López (20,0%), seguido de Henrique Capriles Radonski (17,4%) y Henry Falcón (12,8%).

Datanalisis (60)

Verse en el espejo

Datanalisis (68)

El sondeo también expone como se autodefinen los venezolanos en estos momentos de crisis. El 38,1% afirmó ser opositor o “antichavista”; 32,0% confesó ser “ni-ni” y los “chavistas”, “oficialistas” o “pro-gobierno” sumaron el 22,7%.

Explorando la identificación partidista, más de la mitad de los electores (54,1%) aseguró ser “independiente” y 16,0% se enlistó en el PSUV. Un total de 18,7% se autodefinió como opositor, que resulta de la sumatoria de los que dicen ser militantes de la MUD y 10 partidos disidentes.

Esta última data deja mucho para reflexionar, si se la compara con el 38,1% que aseguró ser opositor. ¿Se puede estar en una posición contraria al Gobierno sin estar identificado con ningún partido? Sin duda, la respuesta tiene mucha tela para cortar.

La MUD y sus primarias

En la agenda política de Venezuela, el 17 de mayo y el 28 de junio están marcados como dos días interesantes de cara a los comicios parlamentarios. Opositores, primero, y oficialistas, después, se medirán en unas primarias para designar sus respectivos candidatos a diputados para la Asamblea Nacional.

Datanálisis también indagó sobre el ambiente dentro de la coalición opositora para esta actividad. Por un lado, encontró que 45,4% de los encuestados afirmó estar deseoso de participar en las elecciones internas de la MUD.

Por el otro, casi la mitad (49,8%) prefirió que la oposición elija a sus abanderados a través de este mecanismo consultivo. Sólo 16,0% eligió que se hiciera a través de encuestas de opinión pública; un 6,9% optó por el consenso entre partidos y un 27,3%, no sabía o no contestó.

En este punto del estudio se aplicó un filtro para conocer las tendencias de los electores autodefinidos como opositores. Se encontró que 77,9% de ellos está dispuestos (49,1%) o muy dispuesto (28,8%) a acudir al proceso interno de la MUD. 

 

Deja tu comentario