jueves 19  de  enero 2023
PANDEMIA

China revela número alarmante de muertes por COVID

China anunció unas 60.000 muertes por COVID-19 desde el levantamiento hace un mes de sus restricciones sanitarias

DAVOS, SUIZA.- El pico epidémico en China y el regreso a la normalidad "desbordaron nuestras previsiones", afirmó este martes el viceprimer ministro Liu He, un mes después del repentino abandono de la política de cero COVID.

"El tiempo necesario para alcanzar el pico epidémico y volver a la normalidad fue relativamente rápido. En cierto modo, desbordó nuestras previsiones", declaró el dirigente chino en el Foro de Davos, que se celebra esta semana en los Alpes suizos.

"La transición en su conjunto fue estable y sin sobresaltos", dijo también, respondiendo a las numerosas críticas sobre la falta de transparencia de Pekín y los videos en donde pueden verse hospitales chinos saturados por la afluencia repentina de pacientes de coronavirus, una vez levantadas las fuertes restricciones vigentes.

"Recientemente, la producción y la vida volvieron de manera global a la normalidad. La industria alimentaria, el turismo y los demás sectores de consumo empezaron a recuperar su curso normal", argumentó Liu He.

El dirigente chino reconoció desde Suiza que "la dificultad principal en este momento tiene que ver con las personas mayores", si bien "está totalmente garantizada la disponibilidad de hospitales, camas, médicos, enfermeras y tratamientos".

"Invitamos calurosamente a nuestros amigos internacionales a venir a China", afirmó Liu He ante una audiencia de políticos y empresarios, enfatizando que la nueva política sanitaria no requiere ya una cuarentena obligatoria, sino sólo un test negativo realizado como máximo 48 horas antes.

China, criticada por su falta de transparencia sobre la pandemia, anunció unas 60.000 muertes por COVID-19 desde el levantamiento hace un mes de sus restricciones sanitarias, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió datos más detallados.

Después de tres años aplicando algunas de las restricciones más severas del mundo, China levantó abruptamente la mayoría de sus disposiciones sanitarias contra el coronavirus a principios de diciembre, tras unas protestas contra la severidad de estas medidas en varias ciudades del país.

Desde entonces, el número de pacientes aumentó considerablemente. Los hospitales se han visto desbordados por los pacientes ancianos y a los crematorios llega un gran número de cadáveres.

Pese a ello, las autoridades solo habían informado hasta ahora de un pequeño número de muertes.

En diciembre, Pekín revisó su metodología para contabilizar los decesos por COVID y ahora solo se incluyen en las estadísticas las personas que murieron directamente de insuficiencia respiratoria relacionada con el coronavirus.

Este controvertido cambio de metodología significa que un gran número de muertes ya no se registran como debidas al COVID.

La OMS criticó esta nueva definición y la consideró como "demasiado limitada".

Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, solicitó recientemente "un desglose cronológico más detallado de los datos por provincia", según un comunicado de la organización internacional.

Primer balance no exhaustivo

En una conversación telefónica con Ma Xiaowei, director de la Comisión Nacional de Salud de China, Tedros pidió que "este tipo de información detallada" se siguiera compartiendo con la OMS y con la población.

El sábado, las autoridades sanitarias dieron a conocer su primer balance no exhaustivo de la epidemia desde el levantamiento de las restricciones sanitarias el mes pasado.

"Un total de 59.938" muertes relacionadas con el COVID-19 se registraron "entre el 8 de diciembre de 2022 y el 12 de enero de 2023", declaró en una rueda de prensa Jiao Yahui, jefa de la oficina de administración médica de la Comisión Nacional de Salud.

De estos decesos, 5.503 estuvieron causados directamente por insuficiencia respiratoria relacionada con el COVID-19, señaló.

Además, 54.435 fallecimientos se debieron a enfermedades subyacentes asociadas al COVID, según la misma fuente. Esta cifra, que no tiene en cuenta los fallecimientos fuera del sistema hospitalario, está probablemente subestimada.

La OMS ya había expresado en varias ocasiones sus dudas sobre los datos de Pekín, solicitando datos más rápidos, regulares y fiables sobre hospitalizaciones y decesos y una secuenciación más completa del virus en tiempo real.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar