jueves 30  de  mayo 2024
TENSIÓN

Corea del Sur lanza segundo satélite espía en medio de hostilidades con Corea del Norte

El segundo satélite espía de Corea del Sur fue lanzado desde el centro espacial Kennedy en el estado de Florida

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

SEÚL— Corea del Sur ha puesto en órbita su segundo satélite militar espía, días después de que Corea del Norte reafirmara su plan de lanzar varios satélites de reconocimiento este año.

Las dos coreas lanzaron el año pasado sus primeros satélites espía, Pyongyang en noviembre y Seúl en diciembre, entre crecientes diferencias. Ambas dijeron que sus satélites aumentarían su capacidad de vigilarse mutuamente y reforzarían sus opciones de ataque con misiles.

El segundo satélite espía surcoreano se lanzó desde el centro espacial Kennedy en Florida el domingo por la noche, que ya era el lunes por la mañana en Seúl.

El Ministerio surcoreano de Defensa dijo haber confirmado que el satélite había entrado en órbita y se había comunicado con una estación en tierra tras separarse del cohete que lo había llevado al espacio.

“Con el éxito del segundo lanzamiento de satélite militar espía, nuestro ejército ha adquirido una capacidad independiente de vigilancia adicional y reforzado más nuestra capacidad de ‘cadena de muerte’", dijo a periodistas el vocero del Ministerio de Defensa Jeon Ha Gyu, en una referencia a la capacidad de ataques preventivos con misiles del ejército.

Según su contrato de SpaceX, Corea del Sur esperaba lanzar cinco satélites espía para 2025. El primero salió el 1 de diciembre desde la base Vandenberg de la Fuerza Aérea estadounidense, en California.

Corea del Sur se convirtió en 2022 en la 10ma nación que lanza con éxito un satélite con su propia tecnología empleando un cohete desarrollado en el país, al colocar en órbita lo que describió como un “satélite de observación”. Pero los expertos señalan que resulta más económico utilizar un cohete de SpaceX para lanzar los satélites espía, y que Corea del Sur necesita más lanzamientos para asegurar la fiabilidad de su cohete.

"Red de vigilancia"

También Corea del Norte quiere establecer su propia red de vigilancia desde el espacio para responder a lo que describe como amenazas militares de Estados Unidos y Corea del Sur.

Tras dos lanzamientos fallidos a principios de 2023, Corea del Norte puso en órbita su satélite espía Malligyong-1 el 21 de noviembre. Pyongyang ha dicho después de que su satélite ha transmitido imágenes aéreas de lugares importantes en Estados Unidos y Corea del Sur, incluidos la Casa Blanca y el Pentágono. Pero no ha publicado ninguna de esas fotos por satélite y los expertos extranjeros dudan que el satélite norcoreano pueda transmitir imágenes que supongan una contribución militar relevante.

Está previsto que Corea del Norte lance más satélites de reconocimiento este año, según dijo el 31 de marzo Pak Kyong Su, vicegeneral responsable de la Administración Nacional de Tecnología Aeroespacial norcoreana. En una importante conferencia política a finales de diciembre, el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, prometió lanzar tres satélites militares espía más en 2024.

El ministro surcoreano de Defensa, Shin Wonsik, dijo el lunes que probablemente Pyongyang realizará su segundo lanzamiento pronto para conmemorar el nacimiento el 15 de abril del fundador de su estado, Kim Il Sung, el fallecido abuelo de Kim Jong Un. Shin dijo que sigue siendo posible que el lanzamiento se haga más tarde por cuestiones técnicas.

Pruebas "encubierta"

Naciones Unidas ha prohibido a Corea del Norte lanzar un satélite, por considerarlo una prueba encubierta de su tecnología de misiles de largo alcance. El lanzamiento del satélite norcoreano en noviembre agravó las tensiones en la península de Corea, donde ambos lados están tomando medidas en contra de su acuerdo de 2018 para rebajar las tensiones militares.

En los últimos años, Corea del Norte ha emprendido una provocadora serie de ensayos de misiles para modernizar y expandir sus arsenales armamentísticos, lo que llevó a Washington y Seúl a incrementar sus maniobras militares. Los expertos señalan que Corea del Norte probablemente cree que un arsenal militar más grande incrementaría su capacidad de negociación en futuros contactos diplomáticos con Estados Unidos.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar