BEIRUT.- Un equipo de inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) entró hoy a Duma para analizar las acusaciones sobre un ataque con armas químicas, informó Moscú, que afirmó además haber hallado un supuesto laboratorio de armas químicas manejado por los rebeldes.

El grupo de la OPAQ había arribado a Damasco el sábado, pero Rusia, que apoya al Gobierno de Damasco en la guerra en el país, había anunciado el lunes que hasta el miércoles no se darían las condiciones de seguridad para que los expertos se trasladaran a la ciudad, situada a pocos kilómetros de Damasco.

Finalmente, los inspectores de la OPAQ arribaron un día antes de lo previsto a Duma en medio de un fuerte operativo de seguridad provisto por la policía militar rusa, dijo una fuente de la seguridad siria.

Varios países occidentales acusan al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, de haber utilizado gas cloro el 7 de abril contra la población de Duma, último bastión rebelde en la región de Guta Oriental. La zona fue reconquistada posteriormente por el Ejército sirio. En represalia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido atacaron Siria el sábado.

Tras conocerse el arribo del equipo de investigadores, el ejército ruso anunció que encontró un laboratorio rebelde para fabricar armas químicas en Duma.

El laboratorio contenía cloro y varios ingredientes para el gas mostaza, dijo el especialista ruso en armas químicas Alexander Rodionov en comentarios transmitidos por la agencia estatal de noticias TASS. "Es posible concluir que este laboratorio fue utilizado por grupos armados ilegales para producir sustancias venenosas", dijo Rodionov.

El presidente ruso, Vladimir Putin, le dijo hoy en una conversación telefónica a la canciller alemana, Angela Merkel, que estos bombardeos "violan gravemente las normas del derecho internacional, entre ellas la Carta de las Naciones Unidas" y le afirmó que "los ataques han dañado significativamente el proceso de paz en Siria".

Sin embargo, el presidente francés, Emmanuel Macron, en un discurso ante el Parlamento Europeo dijo que el ataque se realizó "por el honor de la comunidad internacional".

Las fuentes de seguridad señalaron que tras su arribo la delegación de la OPAQ, llamada a la región por Moscú y Damasco, se dirigió directamente a un hospital donde víctimas del supuesto ataque químico eran tratadas. En el hecho, decenas de personas perdieron la vida.

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova, confirmó el arribo de la delegación a Duma en una declaración de prensa. En la misma, la funcionaria rechazó las declaraciones de Francia, que cree que "muy posiblemente" Rusia oculta evidencias del supuesto ataque químico.

"Es muy posible que estén desapareciendo pruebas y elementos esenciales de este lugar, que está completamente controlado por los Ejércitos ruso y sirio", afirmó el Ministerio de Exteriores galo. En el mismo se sentido se había pronunciado Reino Unido, al acusar a Rusia de estar bloqueando la investigación.

Según el jefe de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, la investigación podría llevar un mes. Los expertos de la delegación deben realizar entrevistas con presuntas víctimas, así como recolectar muestras, pero un activista que estuvo en el área cuando sucedió el ataque dijo que la mayoría de las damnificados ya no se encuentran en Duma.

Luego del fin de semana del supuesto ataque y con la mediación de Rusia, rebeldes, sus familiares y varios residentes de Duma y otras ciudades de Guta Oriental fueron trasladados al norte del país.

El 14 de abril, las fuerzas rusas sirias y aliadas tomaron el control total de Duma, lo que llevó al gobierno sirio a recuperar completamente Guta Oriental, un antiguo bastión de la oposición en las afueras de Damasco.

Siria aceptó renunciar a sus armas químicas en un acuerdo negociado por Rusia en 2013, después de que cientos de personas murieran en un ataque con gas venenoso contra los suburbios de Damasco, en control de los rebeldes.

Sin embargo, desde entonces se han recibido reiteradas denuncias de ataques químicos del gobierno, incluido uno con gas sarín de abril de 2017 contra la ciudad de Khan Sheikhoun, controlada por los rebeldes.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario