Gobierno de Estados Unidos la emprende contra grandes empresas tecnológicas