MADRID.- El CEO de Google, Sundar Pichai, ha asegurado que su compañía no utilizará su tecnología de Inteligencia Artificial (IA) para desarrollar armas u otras aplicaciones que puedan herir a personas pero a la vez ha confirmado que continuará trabajando en proyectos con fuerzas armadas.

La compañía de Mountain View no utilizará su IA para desarrollar "armas u otras tecnologías cuyo principal propósito sea causar o facilitar que personas sean heridas", como ha explicado Pichai a través de un comunicado oficial de Google.

Google ha establecido una serie de principios para limitar los usos de su tecnología, comprometiéndose a respetar las leyes internacionales y los derechos humanos, así como a aplicar "restricciones de seguridad apropiadas" en los casos en que sus proyectos con IA puedan herir a personas, según Pichai.

Asimismo, Google se ha comprometido a que sus tecnologías respetarán las normas internacionales cuando se apliquen en tareas de videovigilancia y a que el tratamiento de la información será el adecuado a la legislación.

A pesar de ello, la compañía de Mountain View ha confirmado que mantendrá su colaboración con gobiernos y con fuerzas armadas en el desarrollo de proyectos militares, en especial en áreas como la ciberseguridad, el entrenamiento y el reclutamiento militar, el cuidado a soldados veteranos y la búsqueda y rescate de personas.

Project Maven y EEUU

El anuncio de Google llega precedido por las protestas por parte de los empleados de la compañía ante su implicación en el proyecto militar Maven, desarrollado junto al Gobierno y el ejército de Estados Unidos.

Los empleados de la compañía estadounidense firmaron una carta abierta digida a Sundar Pichai el pasado mes de mayo rechazando el uso de la IA de Google en el desarrollo de un sistema de drones militares encabezado por el Pentágono.

Un total de 4.000 empleados de Google firmaron la misiva de protesta, e incluso una docena de ellos presentaron su dimisión como medida de rechazo. Google comunicó de manera interna a sus trabajadores que no renovaría su colaboración con Estados Unidos en Maven tras el fin del acuerdo en marzo de 2019, como ha recogido el diario local The Washington Post.

Siete principios rectores

Además, Pichai ha establecido también en su comunicado una serie de siete principios rectores para guiar el desarrollo de tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial por parte de Google en el futuro.

La empresa perteneciente a Alphabet recalca que utilizará la IA por el bien de la sociedad y que evitará sus usos oscuros. Pichai ha remitido a los valores éticos contenidos en su carta de fundación publicada en 2004, que asegura se siguen aplicando.

Google destaca la cualidad de una IA socialmente beneficiosa, otorgando mejoras a sectores como la medicina, seguridad, transporte y energía, así como factores económicos. Google ha prometido también que su IA se opondrá a la discriminación social por razón de la raza, el sexo, el país de procedencia, la orientación sexual, el credo o la ideología política.

Entre el resto de principios, Google ha prometido también que su IA reducirá los riesgos de ciberseguridad y de privacidad y que seguirá contando con control humano a pesar de su desarrollo en el futuro.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas