WASHINGTON.-EFE

Una niña indígena de origen mexicano, Sophie Cruz, logró entregar al papa Francisco una carta en defensa de los inmigrantes durante el recorrido del pontífice en su papamóvil por las calles de Washington.

Cruz, de tan solo cinco años, consiguió saltar las vallas de seguridad con ayuda de su padre, Raúl, y fue llevada en brazos hasta el Papa por un agente de seguridad, como puede verse en un vídeo publicado por la cadena Telemundo.

La niña entregó al Papa una camiseta y una carta en la que varias organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes piden al santo padre que interceda por ellos.

LEA TAMBIÉN: Cuba: Los que disienten del Papa o les resulta indiferente

Así lo explicó su padre, Raúl Cruz, que viajó desde Los Ángeles (California) a Washington solo para poder ser testigo de la visita del Papa y buscar su ayuda.

"Estamos oprimidos por la violencia, por el racismo, por la mala gestión del Gobierno. Le pedimos al Papa que interceda no solo por los inmigrantes mexicanos, sino también por el resto de latinoamericanos, por los europeos, por todos", dijo Cruz.

“Hijo de familia de inmigrantes”

Poco antes de saludar a la niña, el Papa se presentó en la Casa Blanca como un "hijo de familia de inmigrantes" e instó, en un país construido "en gran medida por familias así", a admitir que "el sistema" de vida vigente genera millones de excluidos.

Después del recorrido en el papamóvil, el pontífice retomó este tema y pidió a los obispos de Estados Unidos, reunidos en la Catedral de San Mateo, que acojan "sin miedo" a los inmigrantes.

LEA TAMBIÉN: Inmigrantes en EEUU aguardan con gran expectativa al Papa

"De alguna manera hablo casi 'in causa propria'", afirmó el pontífice, que se presentó a los obispos como un "pastor venido del sur" y reconoció que para ellos podrá no ser fácil "leer el alma" de los inmigrantes y serán sometidos "a la prueba de su diversidad".

"Ahora tienen esta larga ola de inmigración latina en muchas de sus diócesis [...], siento la necesidad de darles las gracias y de animarles", dijo el santo padre.

Desde la primera visita de un Papa a Estados Unidos, Pablo VI en 1965, el crecimiento de la población católica en Estados Unidos se ha debido en un 70% a la inmigración hispana.

El año pasado había en el país 76,7 millones de católicos, de los cuales 29,7 millones son hispanos, según estima la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

El empuje de los latinos se hizo sentir en el caluroso recibimiento que dieron al papa Francisco, muy especial para esta comunidad al ser el primer santo padre latinoamericano.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.8%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
27437 votos

Las Más Leídas