PYONGYANG.- Tras las nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, Corea del Norte endureció hoy sus ataques verbales a Estados Unidos y sus aliados, Japón y Corea del Sur, en esta ocasión con una amenaza de bomba nuclear a Japón, entre otros.

El Comité de Asia Pacífico, que forma parte del Partido del Trabajo norcoreano, el único en el país, instó en un comunicado a atacar Japón con una bomba atómica, "con la que hundir en el mar cuatro islas del archipiélago".

Además, hay que reducir a cenizas y a la oscuridad a Estados Unidos", así como "borrar con un ataque" el Gobierno en Seúl, según citan los medios estatales al Comité.

El Consejo de Seguridad de la ONU endureció las sanciones a Corea del Norte a petición de Estados Unidos debido a que sigue realizando pruebas nucleares, que tiene prohibido hacer. La resolución limita los suministros de petróleo a Corea del Norte, pero también se han prohibido las exportaciones de textiles, una de las principales bazas del comercio exterior del país. El Gobierno norcoreano reaccionó señalando que rechazaba categóricamente la resolución y que no iba a dar marcha atrás en su programa nuclear.

Japón, según señala el escrito del Comité, se sumado "ávidamente" a las sanciones de EEUU. "Japón no necesita seguir existiendo", se agrega. El Gobierno de Corea del Sur, que también ha respaldado un endurecimiento de las sanciones, es calificado de "traidor pro-americano". Además, el Comité exigió la disolución del Consejo de Seguridad de la ONU, porque ha demostrado ser un "instrumento del mal" y por seguir las instrucciones de Estados Unidos.

Según el Ministerio de Defensa surcoreano, el comité es casi una organización de política exterior, que se ocupa del intercambio "cultural y político" en la región.

Corea del Norte lanzó el 3 de septiembre una bomba que, según afirma Pyongyang, era una bomba de hidrógeno, y que se puede incorporar a un misil intercontinental.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario