LOS ANGELES.-DPA

Normalmente logra cada nota sin dificultad, pero la gala de los premios Grammy estuvo plagada de problemas de sonido para Adele, pese a lo cual la artista optó por tomárselo con humor.

Durante su presentación se esucharon primero unos ruidos muy raros de guitarra y después el micrófono dejó de funcionar durante unos segundos justo cuando la artista, de 27 años, cantaba la suave balada All I Ask.

Los micrófonos del piano se cayeron sobre las cuerdas del instrumento y eso provocó ese sonido de guitarra, explicó Adele más tarde en Twitter. "Shit happens", se lamentó.

Pese a ello, sacó el lado positivo de la situación. "Por todo eso, pensé: me voy a regalar una 'in and out' (hamburguesa). Así que a lo mejor valió la pena".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario