MIAMI.- La queja de muchos pequeños negocios en Miami-Dade y sus municipalidades es que no han recibido un centavo de los 474 millones de dólares que fueron asignados al condado por la ley federal CARE Act el pasado mes de abril, con el objetivo de respaldar financieramente a los afectados por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, a menos de un mes del vencimiento de la fecha límite, RISE Miami-Dade, el fondo de préstamos para pequeñas empresas creado por la Comisión de Miami-Dade, anunció que relajaba las pautas de elegibilidad para permitir que más pequeñas empresas puedan acceder al programa de ayuda.

Te puede interesar

De esta forma, según anticipan, facilitarían que los 14 millones de dólares que están sin distribuir puedan llegar a empresarios necesitados.

Bajo las nuevas medidas de selección, cualquier empresa con sede en Miami-Dade, cuya plantilla laboral no exceda de 50 empleados, es elegible para la ayuda. Originalmente, el programa solo respondía a compañías con 25 trabajadores o menos.

El máximo de ingreso anual exigido para empresas solicitantes de préstamos también se ha relajado. Ahora son elegibles cualquier pequeña empresa que haya ingresado hasta cinco millones de dólares.

Quejas

Una de las quejas más recurrentes era que se exigía tener una calificación de crédito de 575 puntos. Sin embargo, a partir de este mes de diciembre, las compañías interesadas pueden tener un puntaje de crédito hasta un mínimo de 520. Medida que el matrimonio de Sergio y Marcela Ulloa, dueños de Olad´Sign Graph & Led Signs, ubicado en Hialeah, ve con buenos ojos, ya que, tras 32 años de trabajo, han sido rechazados en todos los programas de ayuda por tener un mal crédito. Y no les quedó más remedio que despedir a toda la plantilla laboral.

El programa de RISE Miami-Dade también amplió el monto máximo del préstamo hasta los 45.000 dólares.

Según la documentación enviada por el fondo RISE Miami-Dade a DIARIO LAS AMÉRICAS, las solicitudes de préstamos deben enviarse antes del 20 de diciembre de 2020.

Los empresarios que logren acceder a dichos préstamos recibirán un año de carencia y no pagarán su primera cuota de la deuda hasta el 1 de febrero de 2022.

Con el ánimo de facilitar aún más el acceso a la ayuda, se ha puesto a disposición de los interesados el número de teléfono 305-593 3311. También pueden solicitar la ayuda a través de la página RiseMiamiDade.com en Internet.

George Joseph, director ejecutivo de la Cooperativo de Crédito Federal del Condado, que opera el fondo RISE, quiso llamar la atención sobre la urgencia del momento actual: “Es crucial hacer más para que estos fondos lleguen a las manos de tantas pequeñas empresas como sea posible”.

RISE tiene la difícil tarea de otorgar 14 millones de dólares en préstamos blandos en menos de un mes. Ellos mismos reconocen que “desde el lanzamiento del programa [en junio pasado] solo han otorgado unos siete millones en préstamos a 400 compañías de todo el condado, peluquerías en Kendall, oficinas legales en Aventura, tintorerías en North Miami hasta panaderías en South Miami”.

El objetivo de RISE Miami-Dade, con los 25 millones de dólares que le asignó la Comisión, era llevar a cabo un programa de préstamos a pequeñas empresas que hubieran quedado fuera de todos los programas de ayudas , como el Programa de Protección de Cheques, conocido como PPP.

Responsabilidad

El comisionado José Pepe Díaz, que el 1 de enero toma posesión del cargo de presidente de la Comisión, argumentó a DIARIO LAS AMÉRICAS que el Gobierno condal es “responsable de ese dinero. El Gobierno federal nos obliga a cumplir con ciertos requisitos a la hora de destinarlo a los necesitados. Es sabido que la mayoría de las personas y empresas que han realizado sus solicitudes, como exige la ley federal, y han proporcionado sus datos correctamente, fueron procesadas y recibieron la ayuda”.

Sobre la posibilidad de que exista un excedente en los fondos a pesar de que no lleguen a necesitados, el comisionado explicó que “en ningún momento el Condado ha tratado de retener ese dinero. Todo lo contrario, nuestro propósito es entregar a nuestros residentes el capital que necesitan en un momento tan difícil. Sin embargo, si sobrara dinero, se devolvería al Gobierno federal. No queremos que eso pase, pero estamos obligados a asignar los fondos como exige la ley”, insistió.

Diaz abordó brevemente el polémico tema de los 100 millones de dólares otorgados a las municipalidades.

Según el comisionado, “al ser el Condado responsable de los fondos, exigimos saber a quién se asigna cada centavo. Aunque sean las ciudades las que hagan llegar parte del dinero, la responsabilidad recae sobre el Condado”.

En efecto, “hay ciudades que mostraron descontento por la cantidad de dinero que le asignamos. En otros lugares del sur de Florida los fondos los repartió íntegramente el Condado”.

Redistribución

El programa de asistencia de vivienda para militares y jubilados del Ejército, dotado por 20 millones, solo ha podido asignar algo más de cinco millones. Según Díaz, se destinará el dinero sobrante a otros programas que hayan agotado sus fondos.

En general, fueron 14 programas diseñados por el Condado como vehículos para hacer llegar asistencia financiera a los diferentes sectores de Miami-Dade, incluyendo la treintena de municipalidades que conforman la jurisdicción. Así surgió la iniciativa en sociedad con la organización sin ánimo de lucro United Way que, dotada de 20 millones, debe brindar asistencia financiera a personas y familias afectadas por la pandemia.

También se crearon proyectos de asistencia de emergencia para el alquiler, dotados con 10 millones, programas de ayuda financiera para propietarios e inquilinos con un fondo de 10 millones, entre otras.

Además de los 25 millones que el Condado puso en manos de RISE Miami-Dade, otros 10 millones fueron destinados a organizaciones sin ánimo de lucro que estuvieran atravesando un mal momento financiero debido a la pandemia.

Con 10 millones se creó un proyecto para aliviar la situación de los taxis y autos de alquiler del condado. También se destinaron 30 millones para la industria hotelera, una de las más afectadas por el COVID-19, así como 10 millones para subvenciones a instituciones culturales y artísticas afectadas por la crisis.

cmenendez@diariolasameicas.com

@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.76%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.33%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.91%
13436 votos

Las Más Leídas