Embed

Del nicho tecnológico también surgió el Observatorio para el desarrollo de procesos económicos, financieros y de impacto social en Cuba. Oscar León lo creó con el apoyo de otras organizaciones extranjeras. Unos de los más importantes, los jesuitas.

“Realizamos estudios de precios, del mercado oficial y extraoficial o subterráneo, emitimos reportes y apoyamos a los emprendedores cubanos. Estamos en contacto con los Jesuitas que tienen observatorio internacional, ellos recopilan todo lo que sale y nosotros le facilitamos todo ese material a los emprendedores, impartimos tutoriales sobre cómo hacer más eficiente la labor de emprendimiento”, afirma León, que cree que la economía es una de las vertientes sociales que darán más libertad a los cubanos de expresarse, pues allí “todo es del gobierno y así no se pueden crear proyectos independientes, verdaderamente privados.”

FUENTE: REDACCIÓN
 

Deja tu comentario