lunes 16  de  enero 2023
CRISIS POLÍTICA

Aseguran que OEA activó la Carta Democrática en su primera fase en el caso Venezuela

El profesor y experto en política exterior, Félix Arellano, asegura que tras retomar el tema de la situación de Venezuela, la OEA se logró posicionar como el epicentro de la defensa de los derechos humanos (DDHH) y la democracia

Por ODRA CAMPERO

CARACAS.- La reunión extraordinaria que se dio este martes en la Organización de Estados Americano (OEA) para tratar la difícil situación que atraviesa Venezuela, logró posicionar a esta institución como el epicentro de la defensa de los derechos humanos (DDHH) y la democracia, de acuerdo a la visión del profesor Félix Arellano, especialista en política exterior y derecho internacional.

“Después de que los gobiernos autoritarios se plantearon el objetivo de destruirla, acabarla, desplazarla, crearon Celac y Unasur, resulta que es en la OEA donde nos reunimos a hablar como corresponde (..) Eso es un gran avance para esta institución que antes no se nombraba mucho y ahora es el epicentro de los temas”, precisó Arellano para DIARIO LAS AMÉRICAS.

Asimismo, resaltó que durante la jornada se pudo constatar que Venezuela no controla la organización y esto quedó demostrado al momento de la votación para continuar con la agenda del día. “Se creyó que tenía el dominio, que Petrocaribe, Petroandina y Petromerica, tenían paralizada la organización, bueno se acabaron esos tiempos, ya hay 20 votos críticos para Venezuela, hay abstenciones y ausencias. Creo que el número puede ir creciendo”.

En procura de una salida democrática

El especialista también aseguró que la OEA no quiere sancionar a Venezuela, lo que quiere -como lo dijeron casi todos los que intervinieron, incluso aquellos que apoyaron a Venezuela- es propiciar un diálogo para concretar una solución democrática a la crisis del país caribeño.

En ese sentido, Arellano, al ser consultado sobre lo que ocurrió en la sesión de este martes en la OEA y la activación o no de la Carta Democrática, precisa que tal y como quieren los 20 los países que solicitaron la reunión, ha quedado activada la Carta Democrática en su primera fase, la cual contempla: diálogo y negociación.

“Se inicia la primera fase, el proceso continúa, el gobierno venezolano cree que la mejor estrategia es el ataque y piensa que salió ganador porque enredó completamente la reunión para que no siguiera avanzando".

Lo destacable, según Arellano, es que la OEA no se cerró anoche, "siguió trabajando, el tema Venezuela sigue en la agenda y se aprobó con más de los votos necesarios”, dijo.

Igualmente, agregó que este es un proceso que el gobierno de Venezuela debe estar evaluando, ya que considerar retirarse o iniciar un proceso de aislamiento en medio de una crisis económica y financiera no es la medida más inteligente.

“El gobierno de Venezuela tiene demasiadas presiones, y ha optado como siempre por salir adelante e irse a los extremos, porque la decisión del TSJ agrava mucho más la situación en el marco de la Carta Democrática, (entonces) hay que darle una señal al mundo de que el gobierno no es tan arbitrario, irracional y aceptar un diálogo con la OEA”, detalla Arellano.

Embed

Crece el cerco al autoritarismo

En cuanto a las posibles consecuencias que podría tener la sesión de este martes sobre el gobierno venezolano, el especialista dice que, a su criterio, “están desesperados, no saben si la estrategia es retirarse”.

“Ellos (gobierno venezolano) quisieran que los sancionaran y eso nadie lo tiene en mente, no lo van a lograr, si se retiran son ellos mismos los que se están ahorcando, porque la comunidad financiera mundial, internacional está viendo el expediente de Venezuela y en vez de dar una señal de diálogo está dando una señal de violencia, que no es lo mejor para un país que atraviesa una situación difícil”, indicó.

Sin embargo, el internacionalista rescata que el proceso de la Carta Democrática sigue su curso, y hay ejemplos donde se han creado grupos de amigos que han funcionado para solventar situaciones difíciles en otros países, por lo cual, no descarta que el gobierno de Venezuela quiera trabajar en algún momento con la OEA.

“Es un poco ingenuo pensar que van a cambiar, pero han dado señales pequeñas (al negociar recientemente el tema de las medicinas con la ONU), y el cerco crece, ellos mismos lo están haciendo crecer, porque nadie está hablando de sancionar, ni existe la remota posibilidad de invasiones como lo están diciendo en todos los espectáculos que están armando”, puntualizó.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar