NUEVA YORK.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ofreció este martes en la Asamblea General de la ONU "abrir sus puertas" a los religiosos católicos que "sufren persecución" por el régimen "dictatorial" del nicaragüense de Daniel Ortega, y se refirió a la migración de los venezolanos que huyen de la dictadura de Nicolás Maduro.

"Brasil abre sus puertas para acoger a los padres y monjas católicos que han sufrido persecución del régimen dictatorial de Nicaragua", aseguró Bolsonaro en la tribuna de la ONU, en un discurso con tintes electorales en el que desgranó los logros obtenidos por su gobierno y en el que se declaró "defensor incondicional" de la libertad de expresión y del derecho religioso en su país.

Te puede interesar

El mandatario brasileño dijo que "ha trabajado para traer el derecho a la libertad de religión al centro de la agenda internacional de los derechos humanos", una garantía "esencial" de que "todos tienen derecho a profesar y practicar su orientación religiosa sin discriminación.

"Brasil no se quedará de brazos cruzados ante otro episodio de esta diabólica persecución contra los cristianos promovida por la dictadura socialista de Nicaragua. Estamos listos para acoger a los sacerdotes y monjas perseguidos, facilitándoles aún más su ingreso y radicación en nuestro país", señaló.

Sobre Venezuela, Bolsonaro destacó que su país ha recibido a más de 350.000 venezolanos que los cuales han recibido asistencia de emergencia, protección, documentación y la posibilidad de un nuevo comienzo. Aseguró que "todos tienen acceso al mercado de trabajo, a los servicios públicos ya las prestaciones sociales. En los últimos meses, alrededor de 600 venezolanos han llegado cada día a pie a Brasil, la gran mayoría de los cuales son mujeres y niños".

Brasil, que tradicionalmente es el primer país en hablar en la apertura de la Asamblea General que dio inicio este martes en Nueva York, "repudia la persecución religiosa en cualquier lugar del mundo".

"La situación en Nicaragua es trágica y repugnante. Se cierran radios, se arresta a obispos católicos y se expulsa del país a monjas de la orden de la Madre Teresa de Calcuta. Son escenas tristes, pero que algunos, por afinidad ideológica, prefieren dar la espalda e ignorar", resaltó el mandatario en su intervención.

Bolsonaro hizo hincapié a lo que viven los religiosos en Nicaragua por el régimen de Ortega y expresó su apoyo "como lo hicimos cuando recibimos a ucranianos, venezolanos, haitianos y cristianos de Afganistán, ofreceremos asilo a quienes actualmente están siendo agredidos por el dictador Daniel Ortega, en la certeza de que todos serán recibidos por Brasil y nuestro pueblo con la dignidad y el apoyo que merecen".

"Lo que ocurre hoy en Nicaragua alerta al mundo sobre la inminencia de atropellos aún más graves e inhumanos, al fin y al cabo, si no se respeta hasta a las iglesias, cuya labor religiosa y social son fuente de dignidad para las personas ¿Quiénes serán inmune a esto?", cuestionó el mandatario

Asimismo pidió "un alto el fuego inmediato" en Ucrania y abogó por que se mantengan los "canales de diálogo" para resolver un conflicto que ya dura siete meses y cuyo impacto "nos sitúa a todos a contramano de los objetivos del desarrollo sostenible".

Bolsonaro enfatizó que su gobierno contribuye a la paz al abrir sus fronteras a "quienes buscan una oportunidad de reconstruir sus vidas en nuestro país", expresó.

También dijo en su discurso en la ONU, que su país ha desarrollado la operación Bienvenidos, con el que se les ha garantizado el acceso al mercado laboral, así como a servicios públicos e indicó que los venezolanos que llegan a su nación están bajos de peso y que huyen de la violencia y del hambre a los que son sometidos por la dictadura socialista de Maduro.

Durante su intervención dijo que la política de recepción humanitaria brasileña va más allá de Venezuela. También han recibido haitianos, sirios, afganos y ucranianos.

El mandatario resaltó que a pesar de la crisis mundial, Brasil llega a finales de 2022 con una economía en plena recuperación, "Tenemos alto nivel de empleo y baja inflación. La economía comenzó a crecer de nuevo. La pobreza ha aumentado en todo el mundo bajo el impacto de la pandemia. En Brasil, ya ha comenzado a caer con fuerza. Los números hablan por si mismos".

Embed

FUENTE: Con información de AFP/ REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.5%
27140 votos

Las Más Leídas