Las intensas lluvias que afectaron a Cuba durante la pasada semana dañaron 4.889 hectáreas de cultivos varios, parte de la cosecha de tabaco y paralizaron la siembra de arroz en algunas regiones, informó el sábado el Ministerio de Agricultura (MINAG), reporta DIARIO DE CUBA.

Las cifras son parte de los daños materiales provocados por las precipitaciones que dejaron cuatro muertos, miles de evacuados y 750 viviendas afectadas en el occidente y centro del país.

Te puede interesar

Del total de cultivos dañados, un 53% se perdió totalmente, reconoció el ministerio, que especificó que se trataba de cultivos de boniato, yuca, pepino, calabaza y maíz.

Se perdieron también 507 toneladas de tabaco, "lo que representa el 1,07% del total de esa planta en existencia en la provincia" de Pinar del Río, aunque señalaron que recuperaron "195.43 toneladas", refirió la fuente, citada por el diario oficial Granma.

En esa región occidental, una de las afectadas por las lluvias, "hay 1.050 hectáreas de arroz maduro con posible afectación".

En las provincias centrales de Cienfuegos y Ciego de Ávila el MINAG reportó la paralización de la cosecha de arroz, mientras evalúa otras hectáreas que están bajo agua.

El informe apunta que "se distribuyen cinco huevos per cápita en el país" como parte de la cartilla de racionamiento, que en un principio incluía diez huevos y luego disminuyó a siete.

Un primer informe publicado el 5 de junio hablaba de 3.200 hectáreas afectadas por las lluvias.

El Gobierno cubano presentó en febrero en la Asamblea Nacional del Poder Popular una propuesta de ley de soberanía alimentaria con el objetivo de aumentar la producción agrícola y así reducir su dependencia de las importaciones. Ello, mientras invierte más en la construcción de hoteles que en la producción de alimentos, según cifras oficiales.

La Isla, con 11,2 millones de habitantes, importa entre el 60% y el 70% de los alimentos que consume con un gasto aproximado que supera los 2.000 millones de dólares anuales, según los datos oficiales.

Los cubanos sufren una escasez de alimentos sin precedentes mientras el Gobierno vende los pocos que existen en las tiendas en dólares de los militares y en las plataformas online, en las que solo pueden comprar los emigrados.

El clima golpea frecuentemente la agricultura cubana, pero su deficiente panorama pasa por décadas de políticas fracasadas. Los campesinos y productores cubanos se quejan de numerosas trabas para realizar su trabajo y de que apenas cuentan con ayuda para sacar adelante sus cosechas.

En la prensa oficial son frecuentes reportes de pérdidas por falta de insumos, combustible y pudrición de productos tan elementales y que el Estado incluso subsidia, como la papa. Los funcionarios suelen exigir que se siembre más para que el Gobierno deje de importar. Siempre convocan el sacrificio de los que trabajan la tierra en condiciones precarias.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.93%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.38%
23017 votos

Las Más Leídas