CIUDAD GUAYANA.- El dictador de Venezuela formula su pregunta y los simpatizantes chavistas responden levantando hacia el intenso sol tropical de Ciudad Guayana el documento de plástico que muchos consideran como una de las armas del régimen para ganar las elecciones del domingo.

"¿Quién tiene el carnet de la patria?", acaba de decir Nicolás Maduro con su voz atronadora desde una tribuna en el estado de Bolívar, en el sureste del país, durante uno de sus últimos mítines antes de los comicios en los que aspira a un segundo mandato de seis años.

Poco después Maduro pronunciará también la consigna que lleva semanas repitiendo constantemente durante sus actos de campaña. "¡Es dando y dando!". Quiere decir: votos a cambio de ayudas.

Miles de personas celebran con vítores a Maduro en Bolívar, uno de los estados que posiblemente mejor resume los problemas actuales de Venezuela por el azote de la malaria y la violencia en la zona minera, que se suman a los problemas de abastecimiento de alimentos, hiperinflación y crisis sanitaria.

Y decenas de personas agitan jubilosas el "carnet de la patria", un documento de identidad electrónico creado por el régimen para registrar a beneficiarios de los programas sociales. Al mismo tiempo, algunos observadores creen que ese registro sirve para presionar a los venezolanos a votar a favor de Maduro.

"Es un documento inventado por el Gobierno para fines políticos", dice a la agencia dpa el analista Phil Gunson, del International Crisis Group en Venezuela.

La probable reelección de Maduro podría parecer a primera vista un fenómeno extraordinario para la demoscopia. El mandatario, presidente desde la muerte de Hugo Chávez en 2013, alcanza una popularidad de un 20 por ciento, según algunas encuestas, pese a la enorme crisis que padece Venezuela.

El país sudamericano, una de las naciones más ricas de la región hace unas décadas, padece la mayor inflación del mundo, con una tasa que podría alcanzar el 13.000 por ciento a finales de año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). La falta de alimentos y de productos básicos amenaza con derivar desde hace meses en una crisis humanitaria.

Y cientos de miles de venezolanos huyen de la crisis desde hace meses en un éxodo masivo hacia los países vecinos.

LEA TAMBIÉN: El incierto panorama de PDVSA por el posible embargo de sus activos

Pese a ello, la popularidad de Maduro es más alta por ejemplo que la de Juan Manuel Santos en Colombia, un país que registró un "boom" económico constante en la última década.

Y aunque la oposición está segura de que habrá un fraude en las elecciones del domingo, lo cierto es que el chavismo sigue manteniendo por otro lado una considerable base de apoyos 20 años después de la llegada de Chávez al poder.

Muchos de esos votantes muestran por qué podría ser difícil para el candidato opositor Henri Falcón conseguir una movilización abrumadora de votos de protesta que frenen un posible fraude. Otro de los factores importantes a favor de Maduro: la devoción por Chávez.

Trina Peña, de 70 años, lleva durante un acto proselitista de Maduro en la empobrecida localidad de Charallave, en las afueras de Caracas, una camiseta de un rojo intenso en la que lleva escrita la consigna que define su voto: "Chávez te lo juro, mi voto es por Maduro".

LEA TAMBIÉN: Trump vs. Maduro: EEUU marca el compás en la presión sobre Venezuela

"Siempre lo amaré", dice la anciana y se emociona casi hasta las lágrimas al recordar al carismático presidente que impulsó los programas sociales para las clases más necesitadas como parte de su "socialismo del siglo XXI".

Herminia Figuera también es otra votante segura de Maduro. "Soy beneficiaria de una vivienda y estoy agradecida con este proceso", dice la mujer de 47 años el miércoles durante el acto del presidente en Ciudad Guayana. La casa, cuenta Figuera, se la entregaron durante el Gobierno de Chávez.

Bonos por votos

La crisis los golpea ahora con fuerza, explica, pero en su casa consiguen salir adelante uniendo los ingresos de varias personas. "Más los bonos que da el presidente Maduro", agrega luego.

El Gobierno otorga a menudo pagos extraordinarios a los portadores del "carnet de la patria", el último por el reciente Día de la Madre. "Todos lo que ejerzan su derecho a voto van a a tener un premio de la patria", prometió Maduro en Charallave.

En Ciudad Guayana, Michelle Carpintero cuenta que votará por primera vez a sus 18 años. "Necesito mi beca estudiantil", dice. "Le voy a dar mi voto al presidente Maduro, pero necesito su ayuda", agrega sobre sus planes de estudiar Derecho con una beca.

Jessica Terán, recepcionista de un ambulatorio en Ciudad Guayana, habla de preocupaciones mucho más graves. "No tenemos reactivos, los equipos están dañados. Ahorita no tenemos electricidad", se queja. Luego critica a las autoridades: "No saben la problemática o no sé si se hacen los sordos", reclama.

Pese a ello tiene su voto claro, porque cree que ningún candidato opositor se ocuparía de ellos. "Mi voto es para Maduro. Siempre he votado por el partido".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas