MIAMI.-Jesús Manuel y Raúl Silvio comparten el espacio lúgubre de un pasillo en La Habana. La suciedad inunda sus vidas en franco desamparo, a solo unas cuadras de donde radica el Consejo de Estado en Cuba, una de esas instituciones castristas que predican el amparo a los desposeídos.

Sin embargo, esta pareja adolece de las mínimas condiciones para mantener una vida digna, de acuerdo con imágenes de denuncia que están circulando a través de las redes sociales. La usuaria Massiel Rubio, una cubana radicada en España que organiza y articula donaciones para necesitados en la isla, hizo público el caso en su perfil de Facebook, espacio que cientos de usuarios han tomado para amplificar la denuncia social.

Te puede interesar

Embed

Sus nombres completos son Jesús Manuel Herrera Vedey y Raúl Silvio Hernández Paz, expuso la fuente e instó a sus seguidores y a toda persona solidaria a colaborar con la pareja, ya que a su precariedad económica se suman padecimientos de salud por el hecho de vivir con el VIH.

"Están abandonados a su suerte, y uno de ellos está ahora mismo volado en fiebres, muriendo, y salvo algún que otro amigo que grita desesperado por atención, NADIE MÁS HACE NADA, NADIE MÁS HACE NADA, NADIE QUIERE SABER NADA DE NADA. Viven allí donde no llega el ojo, ni el oído, ni la compasión, solo la rabia y la ayuda mínima de esos pocos amigos y la mía", refirió Rubio y puntualizó que "viven A CUATRO CALLES DEL CONSEJO DE ESTADO".

"Uno de ellos está grave, débil, febril, muriendo, y el otro, su PAREJA, quien le cuida hace un montón de años, vive con el temor de quedar completamente solo y de perder a la persona más importante de su vida, teniendo en cuenta las circunstancias, posiblemente, la única persona. Ellos, los olvidados, los enfermos, los gais, los apaleados, los que son tratados como gente de cuarta, existen, y existen a CUATRO PUÑETERAS CALLES DEL CONSEJO DE ESTADO, bajo la lluvia".

Esta denuncia sigue la ruta de muchas otras que cada día aparecen en redes sociales. La catarsis ciudadana es cada vez más frecuente en este escenario donde cubanas y cubanos legitiman sus voces y reclamos ante la ineficiencia estatal, sobre todo cuando su ámbito es la salud pública.

Un estudio realizado hace una década en Cuba, cuyo universo estuvo constituido por todos los diagnósticos de personas de nacionalidad cubana con VIH desde 1986 hasta 2010, demostró que la tasa de incidencia de VIH presentó una tendencia ascendente, aumentando un 90,70 % con respecto a "los años extremos de la serie".

La información fue obtenida de la base de datos de VIH/sida del Ministerio de Salud Pública de Cuba y, según la publicación de resultados se analizó la epidemia tomando en cuenta los componentes de la serie cronológica. Como parte de las estadísticas, la investigación arrojó que el grupo de edades más afectado fue el de 20-24 años y que la capital del país reportó la mayor tasa de incidencia de casos.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
27974 votos

Las Más Leídas