MIAMI— Mientras la información oficial llega a cuentagotas, desde páginas personales en Facebook y Twitter pobladores de la ciudad de Matanzas relatan minuto a minuto la desesperación que se vive en el entorno afectado por el incendio en la base de supertanqueros, extendido por más de 72 horas.

Ante la explosión de mayor magnitud en esa provincia y en el país, donde se almacenaban miles de metros cúbicos de combustible nacional y extranjero que han dejado una estela de fuego y humo, unas 4000 personas han tenido que ser evacuadas según información del medio oficial Prensa Latina.

Te puede interesar

“Desde ayer, las autoridades decidieron evacuar la barriada de Versalles, que se suma a otras que ya permanecían desalojadas y bajo custodia”, indican los reportes. Los habitantes del perímetro determinado como más vulnerable se trasladaron a albergues establecidos al efecto o a casas de familiares y amigos. “Desde ayer, las autoridades decidieron evacuar la barriada de Versalles, que se suma a otras que ya permanecían desalojadas y bajo custodia”, indican los reportes. Los habitantes del perímetro determinado como más vulnerable se trasladaron a albergues establecidos al efecto o a casas de familiares y amigos.

Sin embargo, en los últimos minutos ciudadanos residentes en esa área indicaron en sus redes sociales que los propios bomberos y policías piden a las personas que se evacuen o se encierren en sus casas.

Un post de la investigadora social Alina Bárbara López alerta de que “ALGUNAS PERSONAS HABLAN DE QUE PUEDE EXPLOTAR VERSALLES”. También explica que según el gobernador Mario Sabines Lorenzo no hay amenaza pero “se va a aplicar la espuma química y por eso es el repliegue”.

En un tuit, Sabines Lorenzo aseguró que “los sonidos son producto del repliegue de las fuerzas técnicas y las labores que se acometen, se debe a que en breve comenzarán otras acciones”.

Agregó que “NO es necesario evacuar más áreas fuera del perímetro ya establecido”.

Embed

El gobernador no aclara la extensión de ese perímetro establecido en la ciudad también conocida como la Atenas de Cuba, la cual está ubicada a unos 100 kilómetros (62 millas) al este de La Habana, hasta donde se han desplazado nubarrones negros como resultado del incendio.

Por ese motivo, las autoridades de salud han emitido comunicados en los que recomiendan a la población el uso de mascarillas o nasobucos y les piden evitar exponerse al aire y la lluvia, contaminados por partículas nocivas.

El siniestro provocó hasta ahora una muerte y ha dejado más de un centenar de lesionados y 17 bomberos desaparecidos.

Embed

“Se observa desde los niveles superiores de nuestra emisora, dos tipos diferentes de humo, uno negro, de la combustión del crudo, y otro más claro, presumiblemente a causa de la quema de maleza en el área”, precisó la nota y añadió que “hay reportes de personas en el barrio de Versalles acercándose al centro de la ciudad”.

La situación ha suscitado el apoyo de la ciudadanía, que se organiza para el envío de donaciones a los afectados. Lo mismo desde otras provincias que desde el exterior, se ha anunciado la preparación de paquetes con insumos de primera necesidad, incluidos fármacos para tratar a los heridos.

La fuente aclara que sigue a la espera de información oficial pero infiere que las personas han salido a las calles para escapar del humo y de un probable acercamiento del fuego a sus viviendas.

Los reportes locales mantienen la cifra de evacuados en cuatro mil, en tanto el gobernador dijo que los primeros evacuados fueron unas 800 personas de Dubrocq, el área más cercana al fuego, y anunció desde ayer que continuaría el proceso con la comunidad de La Ganadera.

La mencionada cifra de personas evacuadas representa apenas el 2,8 por ciento de la población de la ciudad de Matanzas, estimada en alrededor de 140.000 habitantes.

Los evacuados provienen en su mayoría de la barriada de Versalles. Para acogerlos se han habilitado espacios como centros docentes con capacidad de dormitorio hasta para 700 personas.

El siniestro provocó hasta ahora una muerte y ha dejado más de un centenar de lesionados y 17 bomberos desaparecidos. Los dirigentes no han dejado pasar la ocasión para, como de costumbre, tomarse fotos que los representen "preocupados" por los damnificados.

Embed

No ha podido ser extinguido pese a la colaboración de especialistas mexicanos y venezolanos que desde ayer se sumaron a los locales, con equipamiento, bomberos e insumos como espuma y químicos utilizados para sofocar este tipo de fuego.

Tampoco pudieron evitar que un tercer tanque de combustible, de ocho que tiene la base, se incendiara por el fuego de los otros dos que arden desde el viernes.

La situación ha suscitado el apoyo de la ciudadanía, que se organiza para el envío de donaciones a los afectados. Lo mismo desde otras provincias que desde el exterior, se ha anunciado la preparación de paquetes con insumos de primera necesidad, incluidos fármacos para tratar a los heridos.

Embed

Asimismo, se ha vuelto a posicionar la etiqueta #SOSMatanzas que a su vez generó el SOSCuba durante el verano pasado, cuando la falta de oxígeno para pacientes de COVID-19 derivó en el colapso del sistema de salud pública y en una oleada de muertes.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.62%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.52%
26910 votos

Las Más Leídas