Isabel Mobercia Téllez, de Santiago de Cuba, asegura que perdió el miedo y decidió denunciar la situación de abandono en que el régimen de la Isla la mantiene junto a su familia. Con el objetivo de revelar la situación en que vive y el poco caso de las autoridades ante sus reclamos, la mujer contactó a Samuel Leblan Pavón, activista del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien hizo llegar la denuncia a CubaNet.

En 2012, la vivienda de la santiaguera de 55 años fue afectada por el paso del devastador huracán Sandy. Desde entonces, pese a sus incesantes reclamos a las instancias del Gobierno, la respuesta ha sido negativa.

Te puede interesar

“He pedido subsidios para reparar mi vivienda, pero siempre los trabajadores sociales argumentan que no aplico, porque con mi edad puedo trabajar”.

Isabel Mobercia Téllez tiene una hija y tres nietos pequeños, de los cuales uno presenta discapacidad motriz. “(Las autoridades) jamás han venido a ver qué le hace falta a esa pobre criatura; el coche lo tenemos gracias a que unos vecinos nos lo regalaron”, asegura.

“Además, tengo un hermano de 65 años adicto al alcohol y otro que sufrió un accidente vascular encefálico en el trabajo. Tampoco le han aprobado el subsidio”, lamenta la santiaguera.

Embed

El régimen de La Habana presume de tener uno de los mejores programas de Asistencia Social del mundo. Una de sus medidas de apoyo a personas con discapacidad severa y familias de bajos ingresos consiste en la entrega de recursos materiales para evitar situaciones sociales críticas. No obstante, la propaganda contrasta con las vivencias de familias como la de Mobercia Téllez.

Leblan Pavón confirma la desesperación de Isabel, su hija y sus nietos. “La familia se acercó a la UNPACU para que le ayudáramos a contactar con CubaNet y denunciar la verdadera cara de la Cuba de los Castro y Díaz-Canel”, explicó el activista vía telefónica.

“No sabe adónde ir, los trabajadores sociales no le dan respuestas positivas. Cuando les ha preguntado por los beneficios que debe recibir su hija por ser madre de tres niños menores de 12 años, solo le responden que ella ha quedado fuera del plan hasta nuevo aviso. ¿Dónde está la ley?”, también cuestionó.

Con el objetivo de estimular la fecundidad, desde 2016 el Estado cubano comenzó a priorizar a madres con tres o más hijos menores de 12 años, a quienes supuestamente otorgaría los subsidios necesarios. No obstante, muchas madres cubanas han criticado la ineficiencia del programa.

En la vivienda familiar de Isabel, solo su esposo tiene vínculos laborales con el Estado. Él percibe una renta mensual de tan solo 10 pesos convertibles, una suma inferior al salario mínimo (16 CUC) de Cuba. De esa forma, la familia sobrevive con tan solo 0,32 CUC al día.

“Ahora mismo en medio de esta pandemia, los ‘módulos de alimentos’ que está vendiendo el régimen a la población tienen un precio por encima del sueldo de mi marido”, lamenta Isabel.

“¿Qué comemos, con qué nos bañamos? ¿Cómo vamos a sobrevivir?”, se pregunta.

El 22 de octubre de 2019, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) presentó el primer Informe del estado de los derechos sociales en Cuba. El estudio arrojó, entre otros datos, que, “el 55,4% de los hogares cubanos viven bajo el umbral de la pobreza (un tercio de ellos vive con un dólar al día) y el 78% asegura que no recibe ningún tipo de asistencia social por parte del Estado”.

FUENTE: CUBANET/ERNESTO OLIVA TORRES

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas