BUENOS AIRES.- El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, abrió este viernes de nuevo la puerta a una posible excarcelación del ex mandatario Alberto Fujimori, quien paga 25 años de prisión por delitos de derechos humanos, al afirmar en Argentina que se debe estudiar su caso y tomar una decisión.

“Fujimori nos hizo entrar a APEC (Foro de Cooperación Económica del Asia-Pacífico) y ahora está en la cárcel, enfermo, y vamos a ver qué hacemos. Eso será noticia en algún momento, no podemos seguir siempre en lo mismo", afirmó Kuczynski en su presentación en el Foro Iberoamérica, en Buenos Aires.

"Tiene que haber un cambio, romper esquemas, buscar nuevas ideas", agregó el mandatario, quien en los últimos meses ha hecho continuas referencias a la supuesta mala salud del reo, de 79 años, condenado como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros perpetrados durante su Gobierno (1990-2000).

En Lima hubo diversas reacciones, lo que llevó a la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, a insistir en que el tema "no es parte de la agenda legislativa ni tampoco del Gabinete".

Entre quienes criticaron a Kuczynski estuvo el fiscal del proceso, Avelino Guillén, para quien es "un grave error" que Kuczynki hable del asunto justo en el vigesimosexto aniversario de la matanza de 15 personas en el sector limeño Barrios Altos, unas de las dos masacres por las que se impuso la pena.

Fujimori ha sido hospitalizado este año tres veces a causa de lo que su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, ex ministro, ex congresista y dirigente del partido fujimorista Fuerza Popular (FP), afirma que son problemas cardíacos.

En la revisiones de médicos independientes, al ex presidente se le han diagnosticado hipertensión, depresión y riesgo de aparición en la boca de lesiones con potencial cancerígeno, todo lo que, según los galenos, puede ser controlado desde la prisión.

El posible indulto ha generado debates entre quienes creen que Fujimori no puede recibir beneficios por haber sido condenado por delitos de lesa humanidad y los que estiman que Kuczynski puede entregar la gracia sin restricción.

En el debate participó incluso el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, quien objetó la excarcelación y pidió lo presencia de médicos extranjeros, lo que fue rechazado por el Gobierno peruano.

La controversia se da en un contexto en que la Fuerza Popular, partido de derecha radical liderado por la hija del ex presidente, Keiko Fujimori, tiene mayoría absoluta en el Congreso y desarrolla una dura oposición al Gobierno de derecha liberal.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario