miércoles 17  de  abril 2024
MEDICINA NATURAL

La cúrcuma, una planta con múltiples beneficios: ¿cómo consumirla?

Las personas pueden incorporar esta planta en sus dietas como saborizante para muchos alimentos y bebidas

Por Estefani Brito

MIAMI. - La cúrcuma es una planta de la India oriental, perteneciente a la familia del jengibre, que posee una gran variedad de beneficios para la salud y sirve para condimentar los alimentos y realzar el sabor de los distintos platos.

Esta planta, que se cultiva en climas cálidos de todo el mundo, ha sido utilizada desde la antigüedad por sus posibles beneficios para la salud. Se puede utilizar en diversas formas, en forma de especia molida o como raíces frescas. Igualmente, se puede tomar como suplemento dietético.

La curcumina es el colorante natural rico en polifenoles procedente de la cúrcuma. De este compuesto biológicamente activo, provienen las múltiples propiedades de la cúrcuma para la salud.

Beneficios de la cúrcuma

Utilizada durante miles de años en la medicina ayurvédica, originaria de India, y la medicina tradicional china, la cúrcuma se ha implementado para tratar afecciones como trastornos de la piel, problemas respiratorios, alivio del dolor en las articulaciones y trastornos digestivos.

De acuerdo con lo reseñado por la revista Harvard Health Publishing, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, esta planta se ha convertido “dietético popular”, que se promueve para beneficiar una variedad de afecciones que incluyen artritis, trastornos digestivos, depresión y alergias, entre otras.

En las últimas décadas, la cúrcuma ha sido estudiada por distintos investigadores, que buscan comprender sus posibles beneficios para la salud. En el 2020, un estudio encontró que está asociada con propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas, antidiabéticas, antidiarreicas, antimicrobianas, antivirales y antioxidantes.

“Las investigaciones han comenzado a mostrar conexiones entre algunas de estas propiedades y beneficios reales para la salud de las personas”, señala la revista médica.

Los estudios en humanos, por ejemplo, han demostrado el potencial de la curcumina para controlar el dolor de la osteoartritis, aunque aún se requiere de más investigación para comprender mejor otros beneficios potenciales de la cúrcuma, así como la dosis necesaria para lograr esos beneficios.

¿Incluir esta planta en la dieta?

La cúrcuma se utiliza mucho en la cocina india, principalmente en el curry, ya que le otorga su intenso color amarillo a esta mezcla de especias. Además, de acuerdo con Harvard Health Publishing, la incorporación de cúrcuma a una comida con grasas como aceites puede aumentar la absorción de curcumina en el tracto gastrointestinal.

Quienes deseen incorporar la cúrcuma a su dieta, pueden utilizarla como saborizante para muchos alimentos y bebidas. Entre ellos:

  • Café o té
  • Leche dorada (combine de 1 a 2 cucharaditas de cúrcuma con 1 taza de leche tibia, pimienta negra, canela y miel o jarabe de arce a fuego lento durante unos 10 minutos).
  • Sopas y caldos
  • Verduras asadas
  • Platos de arroz
  • Guisos de lentejas o frijoles.

Suplementos de cúrcuma

Otra manera de agregarla a la dieta es con los suplementos de cúrcuma, que pueden contener hasta un 95% de curcumina, 3.000% más que la cúrcuma natural, que contiene entre un 2% y un 9% de curcumina.

Una cápsula de 500 mg de extracto de curcumina dos veces al día puede ayudar a controlar los síntomas de la osteoartritis y la artritis reumatoide, indica la Arthritis Foundation.

Para ayudar a aumentar la absorción de curcumina, se deben consumir suplementos que contengan piperina. Entre ellos, se encuentra la pimienta negra, que es una piperina natural que mejora la absorción de la curcumina. Además, se puede tomar suplementos de curcumina o cúrcuma con una comida que incluya grasas.

Seguridad de los suplementos de cúrcuma y curcumina

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, sigla en inglés), clasifica a los suplementos de cúrcuma y curcumina están clasificados como “generalmente reconocidos como seguros”.

Es decir, tanto y tanto la cúrcuma como la curcumina parecen ser seguras y bien toleradas por la mayoría de las personas, incluso, cuando se consumen en cantidades de hasta 8 gramos (aproximadamente 3 cucharaditas) al día.

No obstante, existe la posibilidad de que la cúrcuma cause dolor abdominal, náuseas y diarrea cuando se toma en dosis altas.

Como ocurre con todos los suplementos, la FDA no regula el contenido de los suplementos de cúrcuma, por lo que pueden contener menos o más que la cantidad que figura en la etiqueta, y es posible que el contenido ya no sea biológicamente activo.

Además, el suplemento puede contener otros ingredientes que podrían resultar perjudiciales. Por ejemplo, la cúrcuma molida ha sido identificada como una fuente de exposición al plomo en Estados Unidos.

Es importante, que antes de consumir algún suplemento de cúrcuma, las personas consulten con su médico o curcumina si tiene un problema de salud subyacente o está tomando medicamentos. Especialmente en estos casos:

  • Si está mando anticoagulantes
  • A punto de operarse
  • Embarazada o lactante
  • Tiene enfermedad de la vesícula biliar
  • Está sometido a quimioterapia.

Además, las personas con diabetes deben ser conscientes de que la cúrcuma puede reducir el azúcar en sangre.

FUENTE: Con información de Harvard Health Publishing

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar