SAN JUAN.- Los clientes de la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico verán una reducción de cerca de 30 dólares en su próxima factura, alivio para uno de los territorios de EEUU que más paga por este servicio a pesar de la falta de inversión en una red anticuada.

El director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, informó hoy de que la reducción en la factura se situará cerca de los 3,9 centavos por kilovatio hora (kWh) para el cliente residencial, mientras que se acercará los 3,5 centavos por kWh para las empresas.

Según Ortiz, hay empresas que solo un mes ahorrarán cientos de miles de dólares, una medida que se espera sirva para impulsar la debilitada economía de la isla caribeña, inmersa en una crisis hace más de una década, que arrastra una deuda de cerca de 70.000 millones de dólares y cuyo Gobierno está supervisado por una entidad impuesta por Washington.

En los hogares, detalló que una vivienda que consume 800 kilovatios paga poco más de 87 dólares por el apartado de compra de combustible y 43 por compra de energía, mientras que dentro de un mes, una vez ejecutada la rebaja, por los mismos conceptos se pagarán 64 dólares por compra de combustible y 34 por compra de energía, lo que supondrá una evidente mejora para los bolsillos de los clientes.

Ortiz aseguró que la rebaja fue posible gracias a eficiencias y al mayor uso de gas natural.

Ese mayor uso de gas se implementará, por ejemplo, en la Central Costa Sur, en el municipio de Guayanilla.

Además, explicó que en esa línea de mayor eficiencia se evitará que operen plantas a baja capacidad, debido al alto coste que supone.

La profesora universitaria y economista Martha Quiñones señaló a Efe que la noticia como tal es positiva y supondrá una mejora para las economías de las familias y empresas, aunque matizó que habrá que esperar para ver si finalmente se concreta.

"Supondría una mejora para la economía, ya que ayudará a reducir los costes de las empresas", indicó Quiñones.

La economista sostuvo que no se ha dado suficiente información de qué medidas se han tomado para hacer posible esa bajada de tarifas.

Recordó además que durante el mandato de Luis Fortuño (2009-2013) el entonces gobernador anunció, en octubre de 2011, una bajada de la factura de la luz de entre un 15 y 20 % después de meses de protestas de los ciudadanos, acuciados por unas de las tarifas más altas del territorio estadounidense y subvencionadas en los residenciales públicos donde vive la población con menos recursos.

Quiñones destacó que aquella bajada fue posible gracias a tomarse un préstamo que supuso un gran endeudamiento, algo que solo fue conocido después.

El profesor de Economía de la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico Santos Negrón dijo a Efe que el anuncio es positivo pero que hay que ser prudentes, ya que no descarta que la medida anunciada tenga un componente político con trasfondo electoral.

Negrón destacó que el anuncio pudiera ser "un mecanismo de comunicación para ganar votos", dado que la población en general acogerá lógicamente con aprobación que se reduzca la factura de la luz que todos los meses llega a sus hogares.

El economista indicó que habrá que esperar para disipar dudas, aunque, de momento, el que se trate de una herramienta de comunicación para favorecer al Gobierno no puede descartarse.

Ortiz subrayó que no era necesario consultar a la Junta de Supervisión Fiscal, la entidad de control impuesta por Washington para tratar el asunto de la deuda, para reducir la factura energética, dado que lo que se hizo fue pasar a los abonados la reducción en los costos de operación.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas