RIO DE JANEIRO.- Un grupo de manifestantes intentó hoy entrar en el recinto del Museo Nacional, en Río de Janeiro, mientras protestaba por el incendio que ha destruido la institución, lo que obligó a intervenir a los cuerpos de seguridad del Estado.

Desde primera hora de este lunes varios grupos de personas comenzaron a llegar a las puertas del parque Quinta da Boa Vista, en cuyo interior se encuentra el museo calcinado, uno de los más antiguos de Brasil y de gran valor histórico y arqueológico para Latinoamérica.

La protesta fue convocada para mostrar solidaridad frente a lo ocurrido y al mismo tiempo indignación por la falta de recursos para preservar el patrimonio cultural.

Los manifestantes lanzaron sus críticas a las autoridades y al Gobierno del presidente Michel Temer por el descuido con la historia y la ciencia de Brasil y con las instituciones públicas de investigación.

En un momento determinado, un grupo intentó entrar en el recinto cuando se abrieron las puertas para dejar pasar a unos vehículos, pero la Policía brasileña intervino con espray de pimienta e impidió la acción, lo que generó cierta confusión durante algunos minutos.

Los bomberos consiguieron controlar las llamas, cuyo origen se desconoce, en la madrugada de este lunes tras seis horas de incendio, que ha calcinado una gran parte del acervo del museo del que formaban parte unas 20 millones de piezas.

El rector de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), Roberto Leher, y el director del Museo Nacional, Alex Kellner, responsabilizaron en rueda de prensa al Gobierno de Temer por la falta de recursos para la institución.

"Todos sabíamos que el edificio estaba en condiciones vulnerables. Eran necesarias intervenciones sistémicas (...) Brasil necesita evaluar para donde estamos caminando. No existe ninguna línea de financiación de los ministerios de Educación y Cultura para edificios históricos protegidos por el patrimonio", dijo Leher.

Aunque aún se desconocen las causas del incendio, ambos coincidieron en señalar que el sistema eléctrico no estaba más en condiciones.

"La responsabilidad es del Gobierno central, no sirve decir que no. Tiene que decirse directamente. Si hubiéramos conseguido el terreno que pedimos aquí al lado, para el acervo, algo más se habría salvado. Bastaba sentido común", declaró Kellner.

Por su parte, Temer informó hoy en un comunicado que ha entrado en contacto con entidades financieras públicas y privadas para crear una "una red de apoyo económico" a fin de ayudar en la reconstrucción del Museo Nacional.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas