JUDITH FLORES
Especial

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, depositó con la ayuda de su asistente privado, Marco Martínez Mejía, miles de dólares en la cuenta bancaria de Santos Sebastián Flores Castillo, quien fue a la cárcel acusado de violación tras denunciar al mandatario sandinista por abuso sexual contra su hermana menor, Elvia Junieth Flores Castillo, desde que tenía 15 años, en 2005.

Te puede interesar

La joven tiene ahora 25 años y, según la familia, de esa relación nació una niña que Ortega no reconoció. Ernesto Moncada Lau, otro de los asistentes del presidente sandinista, aparece en el certificado de nacimiento como el padre de la menor.

Documentos en poder de DIARIO LAS AMÉRICAS revelan que Martínez Mejía realizó 17 depósitos por la cantidad de 40.000 córdobas mensuales cada uno al titular de la cuenta, Santos Sebastián Flores Castillo. El dinero fue depositado en la cuenta de ahorro número 01-4035-410103, en el Banco ProCredit, en la sucursal de Plaza España, en Managua.

Los depósitos van de junio de 2011 a octubre de 2012, por un monto total de 680.000 córdobas (34.000 dólares, de acuerdo con el tipo de cambio en ese momento).

DLA hizo varias llamadas al Consulado de Nicaragua en Miami y al teléfono móvil del cónsul para recabar sus opiniones, pero no recibió respuesta.

Los fondos

Sin embargo, hubo más depósitos. La cantidad de dinero que recibió Santos Sebastián fue mayor. En otra de las cartas que escribió desde la cárcel a la que tuvo acceso DLA, el reo asegura que recibió cantidades que oscilan entre 40.000 y 80.000 córdobas mensuales (unos 2.000 a 4.000 dólares mensuales).


(CORTESÍA)

Santos Sebastián es abogado de profesión. Tras su arresto, se acabaron los depósitos bancarios de Ortega.

Otros miembros de la familia también fueron beneficiados con depósitos de dinero tras la llegada de Ortega al poder en enero de 2007.

Según la familia, Ortega les pidió los números de sus cuentas bancarias y les prometió ayudarlos. Eran los tiempos en que la madre y los hermanos de Elvia Junieth se sentían halagados porque el presidente de Nicaragua mostraba interés por acercarse a una humilde familia de Ocotal, en Nueva Segovia.

Dos de los miembros de la familia fueron ubicados en empleos gubernamentales y les fue entregada una casa en el Reparto San Juan, en Managua, una zona cara de la capital, que según los Flores iban pagando mensualmente pero les fue arrebatada en agosto pasado por la Secretaria del FSLN y hasta les lanzaron las pertenencias a la calle.

Habla la madre

Elpidia Castillo, madre de Elvia Junieth, denunció en un video a Ortega por abuso sexual y lo responsabilizó por lo que le suceda a sus hijos.

Aseguró que se enteró de la relación entre Ortega y su hija un año después de que se iniciara, cuando el mandatario tenía 60 años.

Elpidia Castillo aseguró que su familia ha vivido en profundo temor desde que manifestaron su oposición a la relación entre su hija y Ortega.

“Desde el año 2005, el presidente de Nicaragua Jose Daniel Ortega Saavedra inicio una relación marital o de pareja con mi hija menor, Elvia Junieth Flores Castillo, cuando ella tenía apenas 15 años de edad. La vida de ella y de mis hijos ha sido un calvario porque no hemos estado de acuerdo con esa relación”.

De acuerdo con la madre, el mandatario ha mantenido persecución contra sus hijos para que no lo denuncien. “Mi hijo mayor ha sido una de las principales víctimas de esta tragedia, se molestó mucho y le envió cartas al presidente para que dejara en paz a Junieth porque era una menor de edad y era un delito”.

“Mi niña fue abusada y violada por el presidente Daniel Ortega, que destruyó la vida de mi hija porque ella ya no es la misma”, subrayó.

La familia asegura que nunca sospechó de las intenciones de Ortega y creyó que se trataba de una amistad. Pero todo cambió cuando la adolescente le confesó a la familia que Ortega la había enamorado y que tenía una relación con él. "Nuestra respuesta fue que eso no podía ser porque era una menor de edad, la familia rechazó esa situación, no lo veíamos correcto", relató Vicente Flores.

 

 

Los comienzos

La historia de Elvia Junieth con Ortega comenzó en 2005 durante una actividad política del partido sandinista. La menor estaba en primera fila e iba acompañada de su hermana Deysi Sugey Flores Castillo.

"Ella estaba cerca de la tarima. Él [Ortega] la vio y la llamó para que subiera, la saludó, estuvo hablando con ella y después le pidió su número de teléfono. Terminada la actividad política, la llamó varias veces por teléfono y le dijo que quería que fuera a la Secretaría del Frente, que quería conocerla y a nuestra familia también, que él podía enviar por ella", reveló Vicente Flores.

Martha Urania Flores Castillo, también hermana de Elvia Junieth, afirmó que dos de los asistentes privados de Ortega, Federico “Pitín” Lacayo y Marco Martínez Mejia, eran los encargados de recoger a su hermana y trasladarla en vehículo desde Ocotal hacia la Secretaria del FSLN, en Managua, donde se reunía con Ortega.

Martínez Mejia es el mismo que realizaba los depósitos bancarios a la cuenta de Santos Sebastián.

“Él [Daniel Ortega], la mandaba a traer [a Elvia Junieth] hasta Ocotal”, afirmó Martha Flores, quien aseguró que en varias ocasiones acompañó a su hermana menor a la Secretaría, otras veces la acompañaba su hermana Daysi Sugey, quien permanece en Nicaragua luchando por la libertad de su hermano.

“Fui algunas veces a Secretaría, y cuando llegábamos platicábamos de todo con el comandante. Era una amistad. Después la mandaba a buscar sola y ella se quedaba días en Managua”, afirmó Marta Flores.

Martha narró que la familia se molestó cuando nació la niña de Elvia Junieth  y Ortega no quiso reconocerla. “La niña nació en marzo del 2011 en el hospital Vivian Pellas.  Néstor Moncada Lau pagó 4.000 dólares por una suite para que diera a luz ahí [mi hermana]”, relató Martha Flores.

La casa

DLA obtuvo nuevas cartas escritas desde la prisión por Santos Sebastián: “Mi hermana tiene una niña [con Daniel Ortega] de nombre Camila Junieth (…) y [Ortega] le regaló una casa en una de las zonas residenciales (…) valorada en más de medio millón de dólares”.

Se trata de una moderna vivienda con cuatro dormitorios, jacuzzi, piscina, terrazas y una lujosa habitación alejada de la casa principal destinada supuestamente para los encuentros amorosos entre Ortega y la joven, reveló una fuente.

La familia dice que la residencia permanece custodiada por escoltas pagados por Ortega, los teléfonos están intervenidos y se rinde un informe de los movimientos que hay en la residencia.

La madre de Elvia Junieth fue detenida cuando intento visitar a su hija, estuvo dos días presas en las celdas preventivas de la Policía. Según ella,  fue un escarmiento de Ortega para que nadie se acercara a la joven.

El preso

Marcos Carmona, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), y Alvaro Leiva, de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), visitaron la cárcel de Tipitapa, donde se encuentra detenido Santos Sebastián.

Tras las denuncias de DLA, Santos Sebastián fue colocado brevemente en un prisión regular, pero poco días después de la visita de los representantes de los organismos de derechos humanos fue llevado de vuelta a una celda de máxima seguridad.

LEA TAMBIÉN:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

El anuncio de la inminente reapertura de las escuelas públicas en Miami-Dade pone a muchos a pensar. ¿Y Usted?

Creo que es una decisión bien pensada y necesaria
Deberíamos seguir con las clases a distancia un poco más
Hay que volver a la normalidad y que cada uno se cuide y cuide a los suyos
Estoy altamente preocupado(a) por la reapertura y el riesgo de contagios
ver resultados

Las Más Leídas