Un artículo de opinión del periodista Roberto Alvarez Quiñones, publicado por DIARIO DE CUBA, comienza con una interrogante simple: ¿Pueden los cubanos solos, sin ayuda externa, echar abajo la tiranía comunista encabezada por el terrorista Raúl Castro? ¿Habrían podido los pueblos de los países de Europa del Este librarse del comunismo de no haber habido una perestroika en la URSS que insuflaba aires liberalizadores contra el "socialismo real" y evitó las masacres que sí hubo antes en Hungría en 1956 y en Checoslovaquia en 1968?

La respuesta también es simple: No. Igualmente, el derrumbe del comunismo en Cuba se logrará con la acción de fuerzas combinadas de una insoportable presión político-social interna y otra presión venida de fuera, para que ambas produzcan una fractura en la cúpula del poder que dé al traste con el régimen.

Te puede interesar

"En Cuba la presión interna ya está en marcha, pero falta la externa para apretar a la dictadura como un sándwich. El 11 de julio pasado por primera vez la cúpula dictatorial vio los colosales músculos del indignado pueblo soberano y se asombró con la enorme magnitud y espontaneidad de los ríos humanos en las calles de 47 ciudades. El pueblo, que no puede votar en las urnas, votó en las calles ¡BASTA YA!

Y no fue un estallido social por razones económicas ni contra el "bloqueo" como dicen malintencionadamente los aliados socialistas de la dictadura castrista Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, y Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

DIARIO DE CUBA continúa analizando la mayor rebelión antigubernamental en toda la historia de Cuba

"Fue una monumental rebelión política. Los manifestantes apuntaron al poder, la fuente primaria de la desgracia cubana y no a sus consecuencias sociales (hambre, escasez de todo, pobreza, etc.) No gritaron en las calles "Abajo el bloqueo" o "Abajo el imperialismo", sino "Abajo el comunismo", "Abajo la dictadura" y "Libertad", conscientes de que es la dictadura comunista la causa de todos los males. ¿Pudo alguien imaginarse que al comandante Ramiro Valdés (el esbirro insigne de la tiranía) le gritarían "asesino" en su cara cientos de cubanos y tendría que huir protegido por su escolta?

No solo eso, fue la mayor rebelión antigubernamental en toda la historia de Cuba. No hubo nada parecido durante las dos guerras de independencia, ni cuando la dictadura de Gerardo Machado (1929-1933), ni en la primera dictadura de Fulgencio Batista (1934-1940). Y tengo edad suficiente para recordar que en la segunda dictadura del sargento "general" (1952-1958) tampoco hubo protestas políticas tan masivas ni en tantas ciudades a la vez.

El 11 de julio marca el punto de inflexión del comunismo en Cuba. Raúl Castro y sus sicarios tienen miedo. Pero las fieras cuando están heridas o tienen miedo atacan. Por eso los cubanos solos no pueden darle el golpe final al castrismo. Necesitan el apoyo externo, sobre todo de su gigantesco vecino y primera potencia militar, económica y tecnológica del planeta".

Alvarez Quiñones subraya que los cubanos necesitan un mayor apoyo de EEUU. "El presidente Joe Biden lo que ha hecho hasta ahora es anunciar la próxima reanudación de los envíos de remesas a la Isla, que aumentará el número de diplomáticos en la embajada en La Habana, y que se ha sancionado al general Alvaro López Miera, ministro de las Fuerzas Armadas y a las tropas especiales (boinas negras) del MININT por su participación violenta en las protestas iniciadas el 11 de julio.

También su jefa de prensa informó que la Casa Blanca tiene un grupo de trabajo ocupado en identificar "las formas más adecuadas para que las remesas lleguen a manos del pueblo cubano" sin pasar por "las manos o los bolsillos" del régimen. Y que se evaluará “la posible designación de funcionarios cubanos responsables de la violencia, la represión y las violaciones de derechos humanos contra los manifestantes pacíficos en Cuba".

DIARIO DE CUBA sostiene que no son medidas de ese tipo lo que necesita en estos precisos momentos el pueblo cubano, sino mucho más fuertes. Porque estas anunciadas por Biden han sido recibidas por la mafia castrista de La Habana como una debilidad de EEUU, y se envalentonará al saber que haga lo que haga no pagará ningún precio.

"Continuará la más salvaje represión ocurrida nunca desde los tiempos coloniales. Tropas especiales y esbirros civiles armados con palos están sembrando el terror en todo el país, en una oleada represiva sin precedentes. Miles de personas, incluyendo todos los líderes opositores han sido arrestadas, casi todas a golpes, y las están condenando a largas penas de cárcel, mientras que otros miles están desaparecidos.

Todo indica que un problema actual en cuanto a adoptar una posición de la Casa Blanca más fuerte, o no, es que algunos de los principales asesores del presidente Biden para la política hacia Cuba son proclives a un acercamiento con la dictadura castrista, no importa lo que haga.

Exigirle a la dictadura: o se detiene la represión o "habrá consecuencias"

En efecto, lo que necesitan los cubanos es que el presidente de la mayor potencia mundial le exija a Castro II y sus secuaces que pongan fin a la bestial represión, liberen a todos los detenidos y los presos políticos, que aparezcan los desaparecidos y se restauren las libertades ciudadanas, o "habrá consecuencias".

Y debe instalar la tecnología para que los cubanos tengan internet. Anunciar que mantiene a Cuba en la lista de países terroristas. Acusar al castrismo en la ONU y la OEA. Invitar a la Unión Europea (UE) y otros aliados a aislar diplomática y políticamente a la dictadura cubana, como se hizo con Pinochet y con los gorilas argentinos en los años 70 y 80".

Alvarez Quiñones enfatiza que los asesores de Biden saben que no hay forma de evitar que el dinero de las remesas llegue al régimen. Los militares no aceptan que la recepción de remesas sea por una vía no estatal, y si lo aceptasen sería mediante la trampa de designar una entidad no estatal de "mentiritas" y engañar a Washington.

"Por cualquier vía que lleguen los dólares a los cubanos irán a la tiranía. Aun si los dólares llegasen a los cubanos irían a parar a los militares porque hay que cambiarlos por vales (tarjetas bancarias), o euros, para comprar en las tiendas en divisas. Y con esos dólares la dictadura comprará armas y equipos para reprimir.

Además, en Cuba recibe remesas solo el 35% de la población, que fue probablemente la que menos salió a protestar. Los 7,4 millones de cubanos restantes no se beneficiarán y son ellos los más necesitados".

En otra arista DIARIO DE CUBA destaca que, en cuanto a más diplomáticos a La Habana, eso sepulta la responsabilidad del régimen por los ataques acústicos y favorece a la dictadura al conceder más visas a cubanos inconformes para que emigren. Con ello Washington debilita la presión político-social interna a la tiranía.

Con respecto a los esbirros y sus jefes, negarles visas para viajar a EEUU no los asusta. Solo detendrán sus crímenes si les advierten de una posible intervención militar si siguen martirizando al pueblo.

Por eso lo que no fallaría para acabar con el castrismo sería echar abajo el mito de que solo hablar de una intervención humanitaria-militar favorece a la tiranía porque esta puede reavivar el nacionalismo "revolucionario".

Alvarez Quiñones concluye aseverando que esa es una percepción desfasada de la realidad cubana. Hoy es todo lo contrario. Fidel Castro podía exacerbar el nacionalismo con el cuento de "ahí viene el coco" (los marines), pero detrás estaban los subsidios soviéticos y la gente no pasaba hambre. Hoy las circunstancias son muy distintas, y mucho más luego del 11 de julio. Pero eso es tema para otro artículo.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.41%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
50338 votos

Las Más Leídas