El Estornudo on Facebook Watch

Nuestra reportera Mónica Baró Sánchez entrevista en exclusiva al artista cubano Luis Mauel Otero Alcántara, pocas horas después de su liberación. Es las 5:00 AM en La Habana y Luis Manuel celebra junto a una veintena de intelectuales y amigos el fin de su encarcelamiento, y también la perseverancia de quienes promovieron una intensa campaña mediática y ciudadana por liberarle y reivindicar el derecho a expresarnos libremente.

Posted by El Estornudo on Saturday, March 14, 2020

"¡A Luisma lo pusieron en libertad!" Fue el llamado que sacó de su casa en la madrugada de este sábado a Iván García, corresponsal de Diario Las Américas en La Habana, Cuba. Era Iliana Hernández, otra periodista independiente que tributa para CiberCuba e igual que Iván ha estado al pendiente del proceso judicial que intentaron seguirle al artista plástico Luis Manuel Otero Alcántara, a quien arrestaron el 1ro de marzo después de haberse manifestado contra la censura de una película que expone escenas de una pareja gay.

Te puede interesar

El encarcelamiento de Otero Alcántara generó reacciones en la intelectualidad, la prensa independiente cubana y medios que abordan la realidad de Cuba en todas partes del mundo. Iván García estuvo muy pendiente de lo que acontecía con Otero, no solo porque su arresto constituía un atropello contra el que se manifestaron hasta personalidades cubanas apegadas al oficialismo. También porque ambos proceden de un origen similar y de igual modo padecen la desigualdad brutal instaurada en una sociedad que supuestamente sería para beneficio de los humildes, pero en la que ser negros y pobres, como es el caso de ambos, en Cuba constituye un estigma.

En el caso de Luis Manuel, a su origen se añade que es abiertamente opositor al régimen; entonces, no se lo perdonan."Yo estaba durmiendo y me llama Iliana Hernández", describe Iván de la forma en que supo del encuentro que organizaron de inmediato para celebrar la excarcelación de Otero Alcántara.

"Lo estaban esperando en el portal del cine Yara, [esquina de 23 y L en el Vedado]. En ese mismo momento él se bajaba de un taxi colectivo y habló conmigo", añade Iván. "Su novia y él se pusieron en contacto con los más allegados. Era una manera de reconocer nuestro apoyo, pues si alguien hizo presión fue la intelectualidad disidente", incluyendo a algunos abiertamente oficialistas como el trovador Silvio Rodríguez y el pintor Kcho.

"Luisma es un tipo muy humano", define Iván. "Genera empatía y liderazgo. Yo siento mucho aprecio por él. Somos nacidos en el mismo barrio del Cerro, El Pilar, en la misma cuadra, Romay, y fuimos a la misma escuela primaria y secundaria, Romualdo la Cuesta y Nguyen Van Troy", añade Iván en sus recuerdos. "Es un barrio duro. De solares que son un infierno chiquito. De marginales. De broncas. Pero también de gente noble y buena. Su madre [la de Luis Manuel] fue padre y madre, pues su papá Luis Otero es un tipo que tiene en la cárcel su segunda casa".

Seguramente la extracción social de Luis Manuel y su valor de enfrentar el orden establecido en su país, controlado por una dictadura totalitaria, es la razón por la que su caso generó reacción internacional. Es probable que después de su liberación, la prensa oficialista se haga eco de algún expediente delincuencial que le fabriquen para destruir su imagen, pero la verdad sobre este joven está dicha por alguien a quien respalda el prestigio de llevar más de 20 años ejerciendo periodismo desde la acera de la confrontación a un gobierno que no comulga con quien reporte verdades. Es el caso de Iván García.

"Él tiene 23 años menos que yo, dice Iván de Luis Manuel. Pero lo estimo mucho, pues la mayoría de mis amigos de infancia o están presos, venden drogas, son chulos, dueños de casas ilegales de juego o emigraron. Y en el peor de los casos murieron en el intento cruzando el Estrecho de la Florida, el cementerio marino más grande del universo".

"Luis Manuel pudo ser todo eso. Estaba escrito que no tenía otro camino, por su entorno, por ser pobre, por ser negro. Pero superó todo eso y se hizo artista visual. Demócrata. Patriota. No suelo regalar piropos, pero con Luisma me quito el sombrero", concluye Iván.

Otero Alcántara, en ese encuentro con amigos en la madrugada habanera, agradeció al sector intelectual, oficialista o independiente, que lo apoyó. "Esto no se trata de posiciones ideológicas, se trata de libertades". Las libertades que los cubanos nacidos después de los 60 han tenido que salir de su país a buscar o, en el caso de otros como Otero Alcántara, defienden a muy alto precio. El joven artista dijo estar muy agradecido por todos lo que lo apoyaron. "Desde los cubanos en el exilio a un simple cubano de a pie". Dejó sentado que su experiencia en la cárcel "siempre marcará un antes y un después".

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.24%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.65%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 29.63%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.47%
2450 votos

Las Más Leídas