MIAMI.-“Venezuela preocupa mucho a la ex secretaria Hillary Clinton”, afirmó Shannon O’ Neil, coordinadora del grupo de estudio que asesora a la candidata demócrata para temas de América Latina.

“Ella espera trabajar con otros socios en la región para lidiar con la difícil situación en ese país”, indicó al tiempo que advirtió que, en una administración de Clinton, “ ella no se va a abstener de utilizar las herramientas que tenga Estados Unidos y que no se han empleado todavía pero que se podrían aplicar de una manera más fuerte”.

O’Neil se refirió a la “política de la proximidad” como una estrategia de Clinton para trabajar con la región y señaló que los derechos humanos están en el centro de la lucha, tanto en Venezuela como en Cuba.

Sobre el país caribeño indicó que “hay cambiar las normas y regulaciones que han distanciado a la isla de Estados Unidos”.

A la reunión con la prensa, en la sede de campaña de la candidata demócrata, en la zona de Wynwood, además de O’Neil, estuvieron presentes Frank Mora, director del Centro de Estudios de Latinoamérica y el Caribe de Floroida International University, y Dan Restrepo, asesor del presidente Barack Obama, entre los años 2009 y 2012, para América Latina, quienes hablaron sobre las perspectivas y los temas que más interesarían a Clinton si llega a la Casa Blanca.

Mora puntualizó que la estabilidad y la seguridad de este país, bajo la perspectiva de la candidata demócrata, “debe mirar hacia el sur”. Aclaró, además, que Clinton no se abstendrá de señalar las violaciones de derechos humanos en Venezuela. “Pero es claro que se sepa que su compromiso no sólo es en ese país sino en todo el mundo”, acotó.

Restrepo señaló que “cualquier persona sensata reconoce que en Venezuela hay dos crisis: humanitaria y política. Se debe trabajar con otro países para que esto no se convierta en un asunto bilateral entre Estados Unidos y Venezuela. A fin de cuentas ese país tiene que resolver sus propios problemas. No puede haber una solución desde afuera. Y tampoco se puede caer en la trampa de decir que detrás de sus problemas esta “el imperio”, ni pensar que la única solución está fuera de esa nación y que estados Unidos debe “salvarla”.

Con respecto a Cuba, el hecho de poner en primer plano el tema de los derechos humanos, no significa que se hagan a un lado las otras partes de la relación con la isla que ha venido implementando el presidente Obama, “en términos de cambiar el ambiente regulatorio para permitir mayor conectividad entre el pueblo de Estados Unidos y el de Cuba, y, para ser muy franco, quitar de un lado la excusa de que el régimen usa para justificar la represión”, afirmó Restrepo.

Acuerdos internacionales

Uno de los temas que ha generado gran polémica, es el de los tratados internacionales de comercio.

El candidato republicano Donald Trump ha sido crítico con ellos, y Hillary Clinton le ha quitado su respaldo al acuerdo transpacífico de cooperación económica (TPP por sus siglas en inglés).

Al respecto, Restrepo dijo que “la secretaria Clinton ha dejado en claro que se debe crear un ambiente en el que la realidad del comercio internacional sea beneficiosa para los trabajadores, consumidores y negocios en Estados Unidos, y ha dicho que en eso se va enfocar cuando sea presidenta de este país”.

Con respecto a Colombia, Restrepo señaló que la búsqueda de la seguridad y un acuerdo de paz duradero ha atravesado tres periodos presidenciales en Estados Unidos. Resaltó la importancia del diálogo nacional que se está desarrollando, después del plebiscito para refrendar los acuerdos de paz, “la secretaria Clinton lo seguirá apoyando pero a fin de cuentas en su proceso interno de Colombia que debe ser manejado por su gente para encontrar una solución permanente. No es algo que los Estados Unidos imponga sino que acompañará ese proceso”.

Mora explicó que Clinton apoyará toda la implementación de los acuerdos de paz con la guerrilla, en Colombia, al igual que cerca de 700.000 millones de dólares que el presidente Obama pidió al Congreso – y que todavía están pendientes de aprobación- para financiar varios aspectos de ese acuerdo.

 

Deja tu comentario