lunes 8  de  abril 2024
Universidad de Indianápolis

Científicos estudian cómo diagnosticar la esquizofrenia con una prueba de sangre

Los investigadores identificaron biomarcadores en la sangre que miden el riesgo de esquizofrenia y permite tratamientos más eficaces y adaptados a la biología de cada individuo

Por Lydnel Reyes

MIAMI.- Científicos de la Universidad de Indiana en Indianápolis han descubierto que un análisis de sangre basado en biomarcadores puede diagnosticar la esquizofrenia, lo que contribuirá a que los especialistas puedan realizar el tratamiento indicado para pacientes afectados con esa enfermedad.

La esquizofrenia es un trastorno psicótico caracterizado por alucinaciones y delirios, que afecta a más de 3 millones de personas en Estados Unidos. Sin embargo, este novedoso análisis de sangre que se espera que esté disponible a finales de este año a través de la empresa de diagnóstico MindX Sciences, podría facilitar su detección en sus primeras etapas.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) las personas con esquizofrenia son diagnosticadas entre los 16 y los 30 años, tras un primer episodio de psicosis.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Molecular Psychiatry, y revelan que los biomarcadores en la sangre miden objetivamente el riesgo de esquizofrenia y la gravedad que presenta el paciente, lo que permite a los médicos adaptar los tratamientos que sean más efectivos para su biología individual.

Predictores de alucinaciones, delirios y hospitalizaciones psiquiátricas

Para hallar los biomarcadores genéticos de la esquizofrenia, los expertos estudiaron a pacientes psiquiátricos durante más de 10 años, y descubrieron biomarcadores que predecían altas alucinaciones y estados delirios elevados, así como futuras hospitalizaciones psiquiátricas relacionadas con esta patologías.

El autor principal del estudio, el Dr. Alexander Niculescu, profesor de psiquiatría y neurociencia médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana señaló que esta afección psiquiátrica es difícil de diagnosticar, especialmente en sus etapas iniciales, por lo que es muy importante hacer coincidir a las personas con el tratamiento adecuado desde el principio".

Tratamiento adecuado temprano

“Afortunadamente, biológicamente algunos de los medicamentos existentes funcionan bastante bien si se inician tempranamente en los pacientes adecuados. El apoyo social también es primordial, y una vez que eso y los medicamentos estén disponibles, el apoyo psicológico y la terapia también pueden ayudar", expresó Niculescu en un comunicado de la universidad.

El estudio se basa en investigaciones previas realizadas durante las últimas dos décadas por Niculescu y sus colegas sobre biomarcadores sanguíneos para otros trastornos psiquiátricos. El equipo de Niculescu evaluó además biomarcadores sanguíneos para detectar otros problemas psiquiátricos, como la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastornos de la memoria y el riesgo de suicidio.

"La psicosis generalmente se manifiesta en la edad adulta temprana, un período privilegiado de la vida. El estrés y las drogas, incluida la marihuana, son factores precipitantes en un contexto de vulnerabilidad genética. Si no se controlan, puede conducir a la acumulación de daños biológicos, sociales y psicológicos", explicó el equipo de investigación.

Por último, los autores afirmaron que este trabajo proporciona avances para mejorar el diagnóstico y tratamiento de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. “Aunque todavía hay mucho que aprender, existen motivos para ser optimistas en esta era de psiquiatría de precisión emergente”, expusieron.

@Lydr05

FUENTE: Con información de la revista Molecular Psychiatry y Health Day

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar