Eventualmente durante la rutina de ejercicios, hay momentos en los que se puede tener bajones de energía. Hay distintos factores que inciden en esa energía: estrés, la hora del día, la alimentación, el estado de ánimo, entre otros.

Una manera de mantener el entusiasmo y la energía se logra a través de la música, gracias a que ésta tiene un gran poder sobre el estado mental.

La música puede resultar clave para tener una sesión de entrenamiento más productiva gracias a que está científicamente comprobado que la misma puede reflejar en un incremento de activación, motivación y rendimiento del deportista, así lo asegura el blog de pilates y bienestar, Energy Blog.

A continuación compartimos una lista de consejos útiles para prolongar tu entrenamiento con ayuda de la música.

- Realiza un playlist con música que te inspira y que te permita no parar tu entrenamiento para cambiar la canción.

- Elige canciones de ritmo movido que te transmitan energía.

- Procura que tu playlist tenga suficientes canciones para cubrir todo entrenamiento.

- Intenta que las últimas canciones sean de ritmo lento para que te ayude a enfriar y a calmar el cuerpo.

- Alterna tus playlists para que no te aburras.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario