Hay muchos síntomas de una depresión: los más típicos son cansancio, pocas ganas de hacer cosas o un ánimo decaído durante más de dos semanas. También hay síntomas físicos, como falta de sueño o poco apetito. La desesperanza y el abatimiento suelen aparecer por lo general en un estadio avanzado de la enfermedad.

La edad no tiene nada que ver. Niños, jóvenes, adultos o ancianos pueden sufrir de depresión. La persona que sufre una depresión suele perder el interés en sus hobbies, se retira de su círculo social y se siente agotada y sobreexigida. Muchos afectados tienen también sentimientos de culpa y miedo. O reaccionan avergonzados cuando se les menciona que están de mal ánimo. Por lo general, las personas que están deprimidas tampoco tienen muchas ganas de hablar de lo que les pasa.

Si los familiares o amigos de una persona tienen la sospecha de que está deprimida, lo mejor es hablar abiertamente con ella. Lo ideal es no hacer reproches, sino describir la situación desde el propio punto de vista y ofrecer ayuda.

Si las señales son muchas, hay que consultar con un médico, que puede asesorar sobre las mejores posibilidades de tratamiento.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas