No todas las personas tienen el mismo aguante al ingerir alcohol. Hay quienes con un simple sorbo ya sienten mareos y malestar. Otros deben beber mucho más. Sin embargo, lo mejor es controlar los efectos que los tragos causan en el organismo.

Para evitar pasar vergüenza o hacer algún espectáculo indebido aquí hay algunos consejos que no está de más poner en práctica sin importar que tan rudo sea el hígado:

  1. Comer antes: Podría considerarse un "pecado" beber con el estómago vacío. Al no ingerir nada el cuerpo absorberá más rápido el alcohol. Lo recomendable es, si no se tiene hambre, comer algo sencillo como un sándwich o una ensalada que sirva de escudo protector.
  2. Lapsos prolongados: Mientras más rápido se ingiera la bebida más efectos habrá en el cerebro. Sobre este tema la Organización Mundial de la Salud estableció lapsos: Una bebida por hora para los caballeros y una bebida en hora y media para las damas.
  3. Hidratación continua: Antes, durante y después de ingerir alcohol es imprescindible tomar abundante agua.
  4. Actividad física: Depende de dónde se esté, sin embargo, hay que tomar en cuenta que un baile o un juego en el que haya actividad física puede evitar que se acumule el alcohol en el cuerpo.

FUENTE: REDACCIÓN
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas