Sólo pensarlo resulta nauseabundo y casi imposible de hacerlo, sin embargo, un estudio de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, reveló que oler las flatulencias de tu pareja son beneficiosas para tu propia salud.

Una vida más larga es el resultado de oler los gases que emanan del cuerpo de tu pareja. Esto se debe a que el sulfuro de hidrógeno (causante del repulsivo olor) también es responsable del sistema inmunológico por lo que oler pequeñas cantidades,disminuye el riesgo de enfermedades como el cáncer, infartos al corazón, artritis y demencia .

Esto, gracias a que regula la inflamación y aumenta la producción de sangre, protegiendo las células dañadas.

FUENTE: REDACCIÓN
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas