Mario A. Beroes Ríos/ Negocia En Miami. (@marber22).- Según Soledad Corbière, directora de Cointec y colaboradora en INICIA, una comunidad de emprendedores que promueve la creación y el crecimiento de emprendimientos sustentables que contribuyan a crear valor para la sociedad, estas siete "virtudes" conforman el perfil del jefe emprendedor; del líder que toda empresa necesita para concretar sus objetivos y para hacer de dicha compañía, "la compañía perfecta".

Esto lo traemos a colación, porque hoy 17 de noviembre se celebra el Día del Emprendedor y el septeto de características mencionadas por Soledad Corbière, que ahora pasamos a describir, conforman al emprendedor que andamos buscando.

Siete características importantes

1. Pasión. “Se comen la cancha”, les sobra la energía; cuando los escuchas relatándote todo lo que hacen no puedes en las mismas 24 horas que igual tenemos nosotros. Casi sienten que lo que hacen no es un trabajo, ya que lo eligieron y eso los ayuda a hacerse responsables. Son híper resilientes: se caen una, dos, tres, mil veces y creen igual que les va a ir bien. Aman lo que hacen.

2. Creatividad. En lo concreto tienen pocos recursos y se las ingenian con eso para multiplicarlo exponencialmente. Los contactos son clave y su gestión del tiempo, aún más. Intentan plan A, plan B, C, D, E, etc.

3. Ambición. Tienen un anhelo que los lleva más allá. Confían en ellos mismos y algunos vínculos cercanos que los apoyan, saben internamente que lo van a lograr. También se dan cuenta que necesitan aprender de sí mismos, en qué son buenos y en qué no, qué les resulta fácil y qué les cuesta. Por eso se capacitan, se rodean de los que los complementan. Sus objetivos personales los mueven a la acción y asumen riesgos en forma natural.

4. Liderazgo. Tienen un discurso convincente y agrupador que atrae a otros a sumarse a su proyecto. Algo muy importante es que saben que dependen de muchas personas, de muchos contactos, muchas ayudas. Tienen alto autoconocimiento sobre esta situación vincular y la relevancia del capital social y las redes de contactos que hayan nutrido hasta ahora o sean capaces de desarrollar. Tienden a ser personas convincentes, escuchadas y que, en sus ámbitos, por la pasión con la que se desenvuelven, se transforman en referentes. Una parte muy importante de su negocio es su capacidad de expresarse, de "vender" ideas. Por eso ensayan, prueban y se equivocan mil veces y aciertan un millón comunicando.

5. Iniciativa. Saben internamente que su negocio depende de ellos, nadie va a amar, defender y fortalecer tanto su proyecto como ellos mismos, entonces, tienen un poderoso motor propio. Son personas de acción y emprender es hacer. No se conforman con lo dado, quieren más, diferente y como ellos lo sueñan. El emprendedor se equivocará mil veces, pero lo logra porque justamente aprende de sus errores y en ciclos cortos.

6. Organización personal. Los emprendedores necesitan gestionar su tiempo eficientemente. El emprendedor define constantemente prioridades, acciones para alcanzar sus objetivos y se encuentra “recalculando” cotidianamente porque hace y aprender de lo que hizo a diario. Busca nuevas tecnologías que le hagan la vida más fácil y la intercomunicación con su equipo, colaboradores, clientes y el mundo más fluida.

7. Superación. El emprendedor es capaz de tolerar la frustración y el fracaso aceptando la realidad, reponiéndose y comenzando nuevamente. Presta atención en detectar problemas para evaluarlos y darles la correcta envergadura y acciona ara resolverlos. Si los caminos originales se cierran o no funcionan, busca nuevos senderos, nunca se entrega. Es tenaz y perseverante. Emprender es una actitud, una forma de ser y hasta diría un vicio.

Deja tu comentario:

Autor del blog

Categorías

Archivo

LA MÁS LEÍDAS

LO ÚLTIMO