MANAGUA.- EFE

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) criticó el desalojo violento realizado por el Gobierno en contra de los campesinos que se oponen al proyecto del canal de Nicaragua.

"El Cenidh condena enérgicamente la represión de Daniel Ortega Saavedra, tanto en Rivas, como en El Tule", dijo la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, a periodistas.

Agentes antimotines de la Policía Nacional desalojaron anoche, de forma violenta, los bloqueos que mantenían campesinos del sur de Nicaragua, en contra del canal, denunciaron los manifestantes.

Mientras en la provincia de Rivas se ha informado de 87 personas detenidas, en El Tule hay tres personas de las que no se sabe si están muertas o heridas.

"Los antimotines llegaron volando tiros, los tres cayeron primero, nosotros nos fuimos porque no estamos armados, los que cayeron quedaron boca abajo, no se volvieron a levantar, la Policía se los llevó y no hemos podido verlos", dijo a Efe Erwin Bravo, uno

de los manifestantes de El Tule, a 260 kilómetros al sureste de Managua.

Hasta el momento el Gobierno no ha hecho ningún comentario sobre las denuncias.

Núñez dijo que "intentará" interponer un recurso de hábeas corpus por varios de los detenidos, incluyendo Octavio Ortega, uno de los líderes de las protestas de Rivas, a 111 kilómetros al sur de Managua.

"Pedimos a Ortega el cese de la represión, no pensé que daría esto como regalo de Navidad al pueblo de Nicaragua", se quejó la presidenta del Cenidh.

El proyecto del canal de Nicaragua, cuya construcción fue inaugurada este lunes con el apoyo de Ortega, es una inversión de la firma china KHND Group, con un valor estimado en 50.000 millones de dólares.

Más temprano

Los campesinos que protestan en contra del proyecto del canal interoceánico de Nicaragua  al sur del país anunciaron que mantendrán sus manifestaciones hasta que las obras, que fueron inauguradas este lunes, sean suspendidas.

"Aquí nadie se va", dijo a Efe, vía telefónica, el miembro del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, de la comunidad de El Tule, Danilo Lorío González.

Tanto en El Tule, ubicado a 260 kilómetros al sureste de Managua, como en Rivas, a 111 kilómetros al sur de la capital, los pobladores que podrían ser desplazados por la construcción del canal, sumaron seis días de protesta continua este martes.

Aunque las protestas son pacíficas, los manifestantes mantienen las calles parcialmente bloqueadas, con barricadas y neumáticos quemados.

En Rivas los manifestantes mantienen secuestrada una cisterna cargada de combustibles bajo amenaza de incendiarla si las autoridades intentan desmontar el bloqueo parcial de la Carretera Panamericana Sur.

"Aquí nos vamos a mantener y no sabemos hasta cuándo", dijo vía telefónica a Efe el presidente de la Fundación de Desarrollo Municipal de Rivas (Fundemur), Octavio Ortega.

La Policía Nacional y el Ejército nicaragüense mantienen una nutrida presencia en ambos puntos, separados por el Gran Lago de Nicaragua, aunque no hay personas detenidas, confirmaron las fuentes.

El anuncio del dueño de la concesión del canal, Wang Jing, propietario de HKND Group, de que pagarán las propiedades a precio de mercado y no las ocuparán si sus dueños no están satisfechos, no fue creíble para los manifestantes.

Wang Jing, junto con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dieron por inauguradas las obras del canal este lunes, en dos ceremonias distintas, a las que solo accedió la prensa oficialista.

El proyecto del canal consiste en una vía acuática de 278 kilómetros de longitud, entre 230 y 520 metros de ancho y 30 metros de profundidad, que unirá el océano Pacífico con el mar Caribe, atravesando el Gran Lago de Nicaragua.

La construcción costará 50.000 millones de dólares, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos esclusas, un lago artificial, área de libre comercio, un complejo turístico, carreteras, así como fábricas de acero y cemento.

HKND ha informado que necesitará unos 50.000 obreros para finalizar la construcción en 2019. 

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.69%
61353 votos

Las Más Leídas